140 profes de colegios salesianos comparten innovación para mejorar la enseñanza

“Vengo porque quiero seguir innovando”; “Aprendo de otros, crezco, me renuevo…”; “A ver este año qué me llevo para mi cole” Frases que se escuchan en la entrada del teatro de Salesianos Atocha (Madrid), mientras van llegando profesores de centros salesianos para encontrarse y compartir en el marco de la III Jornada de Innovación organizada por la Inspectoría salesiana Santiago el Mayor el pasado sábado 9 de marzo. Más de 25 colegios representados y 140 participantes que van tomando asiento mientras comentan: “¿Qué tal el viaje? ¿Estáis ya de evaluaciones?” Y ese fue precisamente el tema que los introdujo de lleno en esta jornada: la evaluación.

Loli García, asesora del Equipo de Innovación de Escuelas Católicas, tomó la palabra para poner la evaluación en un punto de vista diferente y alejarla de connotaciones negativas. “La evaluación ha sido secuestrada por la calificación”, afirmaba. Y, poco a poco, fue acercando al auditorio a términos como autoevaluación o coevaluación, herramientas diferentes para llegar a una evaluación que vaya de una mentalidad fija a una mentalidad de crecimiento. Para eso es muy importante “la cultura del error”: equivocarse sirve siempre para aprender. La evaluación como proceso, sin prisas, dando tiempo al alumno a ir mejorando con objetivos claros.

Ya en la sede inspectorial, repartidos por secciones, los profesores escucharon diferentes experiencias innovadoras preparadas con mucha ilusión desde los centros Santo Ángel de Avilés, Los Boscos de Logroño, Hermano Gárate de Ciudad Real, Santo Domingo Savio de Madrid, María Auxiliadora Santander, Padre Aramburu de Burgos, Loyola de Aranjuez, Pamplona, San Miguel Arcángel-Paseo de Madrid, El Pilar de Soto Del Real (Madrid) y Salesianas Terrassa. Cada experiencia fue una mirada diferente al aula y despertó emociones, preguntas e inquietude en los profesores.

Por la tarde, Edebé presentó sus novedades para el curso que viene: Edebé On y Adimat, con un enfoque de personalización del aprendizaje a través de las tecnologías digitales. A continuación, Fernando García, coordinador de Escuelas, dirigió unas palabras a los asistentes en las que destacó “el camino que llevamos haciendo estos años en torno a la innovación educativa con el fin de crear una gran red donde cada colegio aporta de forma significativa. Estamos consolidando un proceso en el que se van formando referentes que garanticen continuidad y sistematización de nuestra apuesta educativa”.

Posteriormente, se dio paso a los talleres sobre Evaluación, también dispuestos por etapas. Los profesores, a partir de un mapa mental, reflexionaron sobre cómo realizar una evaluación más auténtica a través de su experiencia “como alumnos”.

Y la jornada acabó, como siempre, con el clima de familia, el agradecimiento y las ganas de poner en práctica lo aprendido. Despedidas, abrazos, afecto sincero y la mirada puesta en los alumnos, en sacar de ellos todo lo mejor.

Las escuelas salesianas están inmersas en un proceso de actualización pedagógica y pastoral para adaptarse a las necesidades de sus alumnos en su aprendizaje. En el caso de la Inspectoría salesiana Santiago el Mayor, un equipo de personas está a disposición de los 36 colegios de la provincia salesiana para contribuir a este proceso. Además, cuenta con un portal de Innovación para ayudar a avanzar en esta tarea: http://innovacion.salesianos.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.