4 representantes de España participan, en Bruselas, en la Asamblea General del MJS Europa

Se ha desarrollado del 23 al 25 de noviembre en la capital europea, con el objetivo de compartir el carisma salesiano entre jóvenes de diversos países y con la tarea de renovar el nuevo equipo que coordinará el MJS Europa en los próximos tres años.

Hasta Bruselas se han desplazado, Koldo Gutiérrez, salesiano (SDB), delegado nacional de Pastoral Juvenil y director del Centro Nacional Salesiano de Pastoral Juvenil; María Isabel Bautista, salesiana (FMA); Pablo Osorio y Carlos Torrero, miembros del Consejo Permanente del MJS España. Pablo Osorio destaca “el enriquecimiento que supone conocer y compatir con jóvenes, salesianos y salesianas de diversos países el mismo carisma”.

Unido al trabajo de organización de la propia Asamblea, la elección de los representantes para los próximos años, los participantes en este encuentro tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano las reflexiones y frutos del Sínodo de los Obispos para los jóvenes ya que contaron con la presencia del padre Rossano Sala, salesiano y secretario del Sínodo.

Ángel Gudiña, secretario ejecutivo de Don Bosco Internacional (DBI) y el dominico Olivier Poquillon en un momento del encuentro “nos han dado la oportunidad además de descubrir cómo es posible tener voz y representatividad como familia salesiana y vida religiosa, en las instituciones al más alto nivel, como es el Parlamento europeo, allí en Bruselas”, afirma Pablo Osorio.

La lengua utilizada en estas Asambleas de MJS es habitualmente el inglés, se considera lengua oficial del MJS Europeo. “En algunos momentos apoyados por traducciones al italiano dado que un buen número de SDB o FMA de diversos países de Europa y Medio Oriente tiene un mayor conocimiento de esta lengua”, añade Pablo.

Reflexión y oración

“Todos los momentos de trabajo, según relata el propio Pablo Osorio, han estado precedidos por una pequeña animación, en la que se nos ha implicado a personas de diferentes países, descubriendo así la riqueza de un carisma, el salesiano. Además, hemos tenido importantes espacios de oración y celebración de la Eucaristía, en los que hemos descubierto la fe que nos une en Cristo Jesús con tanta profundidad como alegría.”

El balance de estos días de encuentro es muy positivo: “Nos quedamos con la fuerza carismática de los encuentros juveniles internacionales y, continúa Pablo, con la posibilidad que vemos en ellos, como signo de los tiempos, para promoverlos entre nuestros jóvenes europeos, pues uno se descubre mucho más, y como decimos, la unión hace siempre la fuerza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.