Abierto el proceso de santidad de del obispo salesiano José Cognata

El Santo Padre, el papa Francisco, autorizó la apertura de la causa de beatificación y canonización de Monseñor José Cognata, salesiano obispo de Bova Marina (Italia) y fundador de las Oblatas Salesianas del Sagrado Corazón (SOSC) en Italia en 1933, pertenecientes al grupo de la Familia Salesiana desde 1983.

La Congregación para la Causa de los Santos así lo informó el pasado 15 de abril en una carta, firmada por su secretario, Monseñor Marcelo Bartolucci, enviada al Postulador General de los Salesianos, don Pierluigi Cameroni. En esta misma, se comunicó que Francisco, «tras un atento y ponderado examen, ha dado su Agusto consenso a las peticiones de los religiosos y laicos que solicitaban la apertura de la causa de beatificación de Monseñor José Cognata».

Con gran alegría, don Ángel Fernández Artime informó a la Familia Salesiana de esta noticia el pasado 19 de abril, festividad de la Divina Misericordia. En el comunicado, el Rector Mayor dio las gracias al papa Francisco «por la convicción y el empeño de una decisión, tan pensada como transparente por el modo como se ha procedido, que pone plenamente en su justo lugar los valores de la verdad y la justicia». También agradeció a los religiosos y laicos que durante muchos años en distintas décadas estuvieron apoyando esta causa de José Cognata.

Vida y obra de Monseñor Cognata

José Cognata nació en Agrigento (Italia) el 14 de octubre de 1885. A los doce años entró en el colegio salesiano “San Basilio” de Randazzo (Catania), la primera obra de Don Bosco en Sicilia, dispuesto a acoger la llamada a la vida religiosa y apostólica entre los Salesianos.

El 5 de mayo de 1908 el clérigo José Cognata emitía su profesión perpetua en San Gregorio de Catania, en las manos del entonces Rector Mayor don Miguel Rua, hoy beato, y el año después, el 29 de agosto de 1909, recibía en Acireale la ordenación sacerdotal.

Pío XI, el 16 de marzo de 1933, nombró a don Cognata, Obispo de Bova, una diócesis de Calabria particularmente pobre y descuidada. Recibió la ordenación episcopal el 23 de abril sucesivo en la Basílica del Sacro Cuore en Roma por parte del Cardenal salesiano Augusto Hlond.

Mons. Cognata quiso visitar y confortar no solo todos los pueblos y aldeas de la diócesis, sino también las familias más pobres, diseminadas por los lugares más remotos e inaccesibles del territorio. Dio vida a una Pía Sociedad de jóvenes generosas, dispuestas a trabajar con valentía y entusiasmo en los núcleos más pequeños, perdidos y abandonados. Nació así, el 8 de diciembre de 1933, la Congregación de las Salesianas Oblatas del Sagrado Corazón.

El 20 de diciembre de 1939 la Congregación del Santo Oficio, basado en acusaciones falsas, condenó injustamente a Mons. Cognata, destituyéndolo de su dignidad episcopal. Él entonces se marchó lejos, viviendo durante años en el silencio y la soledad. Fue acogido en las casas salesianas de Trento y Rovereto hasta 1952 y después en la de Castello di Godego (Treviso) hasta 1972, desarrollando un asiduo y apreciado ministerio de confesor y guía espiritual.

José Cognata, en la fiesta de Pascua de 1962, fue reintegrado al Episcopado por el papa Juan XXIII. Por voluntad del papa Pablo VI participó en las sesiones segunda, tercera y cuarta del Concilio Vaticano II. El 6 de agosto de 1963 fue nombrado Obispo titular de Farsalo.

Mons. José Cognata falleció el 22 de julio de 1972 en Pellaro (Reggio Calabria), sede inicial de la actividad misionera de las Salesianas Oblatas, cuando contaba con 86 años de edad. Sus restos mortales reposan en la casa general de las Hermanas Oblatas en Tivoli (Italia).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.