Beato Luis Variara, el misionero de los leprosos

Luis Variara nació el 15 de enero de 1875 en Viarigi (Italia). Su padre lo confío a Don Bosco. Aunque solo coincidieron cuatro meses en Valdocco, Luis quedó marcado para toda su vida. Un día que bajaron a Don Bosco al patio, «yo buscaba afanosamente la manera de situarme en un puesto desde donde pudiese verlo a mis anchas. Me dirigió una dulce mirada y sus ojos se posaron fijamente en mí. Ese día fue uno de los más felices de mi vida; estaba seguro de haber conocido a un santo».

El día de sus votos, don Miguel Rua le susurró al oído: «¡Variara, no variar!». En 1894 pasó por Turín don Miguel Unia, misionero con los leprosos en Agua de Dios (Colombia). Y, entre 188 jóvenes Salesianos, miró a Luis y dijo: «Este es mío».

Llegó con 19 años. El lazareto contaba con 2.000 habitantes (800 eran leprosos). Transformó la tristeza del lazareto con la alegría salesiana, con la música, el teatro, el deporte, el estilo de vida del oratorio salesiano: casa, familia, hogar. «Nunca me he sentido más contento de ser salesiano y doy gracias al Señor por haberme mandado a este lazareto, en el que he aprendido a no dejarme robar el cielo».

El 24 de abril de 1898 fue ordenado sacerdote y se reveló como un óptimo director espiritual. Entre sus penitentes había jóvenes leprosas. Con ellas fundó el Instituto de las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y de María (7 de mayo de 1905). Era la primera comunidad religiosa compuesta por personas enfermas de lepra o hijas de enfermos de lepra. En diciembre de 2016 celebraron su XV Capítulo General en la Casa General de Bogotá. El Instituto cuenta con 320 religiosas en 64 comunidades de 12 países, entre ellos España.

Luis Variara murió soportando un «exilio» doloroso que le había impedido dedicarse totalmente a sus enfermos y a su Instituto.

El 14 de abril de 2002, fue declarado Beato por el papa Juan Pablo II.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.