Carlo Acutis: La santidad de la puerta de al lado también tiene rostro joven

Entre los cuatro decretos que el Papa Francisco ha autorizado promulgar el 5 de julio, se encuentra las virtudes heroicas de Calo Acutis, (Londres, 3 de Mayo 1991 – Monza, 12 de octubre de 2006), un adolescente de nuestro tiempo, similar a muchos otros: comprometido en la escuela, entre amigos, entusiasta de la informática. Al mismo tiempo, fue un gran amigo de Jesús y se confiaba a la Virgen María. Al leer su biografía, podemos apreciar la validez perenne de las intuiciones pedagógicas de Don Bosco.

Carlo Acutis murió a los 15 años después de una leucemia fulminante; solo unos días antes, había ofrecido su vida por el Papa y la Iglesia. Su madre, Antonia, cuenta de él: “La figura de Carlo se puede resumir en esta frase: La Eucaristía es mi camino al Cielo. Mi hijo desde la infancia, y sobre todo después de su primera comunión, nunca se perdía una cita con la misa casi todos los días y el Rosario, y un momento de adoración eucarística. A pesar de esta intensa vida espiritual, Carlo vivió plena y alegremente sus quince años, dejando un profundo rastro en quienes lo conocieron”.

La figura de este joven es interesante y cercana a la espiritualidad salesiana en varios aspectos. Su luminosidad y serenidad: era un niño que vivía con alegría su ser joven, su edad, sin drama, sin tensión, sin temor; estaba feliz de ser joven y, día tras día, capturaba lo bello, lo bueno, lo inesperado de su vida cuando era joven. La fe la vivió en la vida cotidiana a través del cumplimiento de sus deberes en el estudio y en la vida de oración. Poseía una extraordinaria atención hacia los demás, desde los extracomunitarios hasta los discapacitados, o los niños, y los mendigos. Usó la tecnología de las comunicaciones y de los medios de comunicación para la evangelización. Era muy buscado por sus amigos y compañeros para ayudarlo con respecto a sus computadoras. Era muy disponible y trató de dar siempre testimonio. Con solo 14 años, ideó y realizó una muestra de la exposición virtual en la web que todavía sigue vigente: www.miracolieucaristici.org

Carlo Acutis, con solo 15 años, se inscribe en esa multitud de jóvenes y pequeños que por sus vidas han narrado la belleza y la alegría de donarse a Dios y al bien de los demás. También en él se encuentra un ejemplo de “la santidad de la puerta de al lado”, como expresa el Papa Francisco en su última exhortación apostólica, ‘Gaudete et exsultate’: “Todos estamos llamados a ser santos viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada uno se encuentra” (GE14).

Cualquier persona que desee recibir noticias o información sobre la vida de Carlo Acutis, puede escribir a info@carloacutis.comwww.carloacutis.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.