CG28: La Comunicación para una misión salesiana al servicio de los jóvenes

El capítulo General avanza y en una nueva jornada se ha abordado “el perfil del salesiano hoy”. Se enmarca en el segundo núcleo del Capítulo y se trabaja en comisiones.

En la sesión Capitular, entre los temas tratados más en profundidad y sobre los cuales muchos Capitulares se han expresado, se trató el tema del Dicasterio de la Comunicación Social para los próximos años a nivel central de la Congregación. Las opiniones fueron diversas sobre el modo más adecuado de dar el justo peso y una mayor eficacia a la animación de esta área tan importante. Los Capitulares consideran la Comunicación como un tema fundamental para la misión salesiana al servicio de los jóvenes que se encuentran en todos los continentes como una sola realidad e inmersos en el mundo digital, que es el hábitat natural y constante.

Familia Salesiana: Dicasterio o Secretariado

Asimismo, muchas intervenciones se centraron en cómo la Congregación Salesiana a nivel central se relaciona con la Familia Salesiana y anima y forma a los hermanos para que puedan pertenecer a ella según lo que piden la Constituciones Salesianas (art. 5), con propuestas orientadas a la constitución de un Dicasterio especial y otras para continuar la experiencia ya en marcha de Secretariado, aportando nuevos elementos para una mayor eficacia en la animación.

Tiempo de los mandatos

Una tercera área que atrajo mucha atención fue una serie de propuestas relativas a los servicios de los miembros del Consejo General, en particular sobre los consejeros de cada sector y los regionales, así como las modalidades que debían seguirse para las elecciones del Rector Mayor, su Vicario y los demás miembros del Consejo.

Las opiniones que surgieron y que se ofrecieron a la Comisión Jurídica en respuesta a lo que la propia comisión ya había elaborado – teniendo en cuenta los aportes de los Capítulos Inspectoriales, del Consejo General y de los hermanos a nivel individual por un lado-;

pusieron de relieve el hecho de que un máximo de dos mandatos ya ofrecía lo mejor de sí mismo y, por tanto, se debía dar a otros la posibilidad de hacer lo mismo; por otro lado, otros Capitulares insistieron en la importancia de no impedir la libertad de elección de la asamblea capitular, delimitándola excesivamente con tiempos o condiciones.

En general, la diversidad de opiniones ha puesto de manifiesto la riqueza de las experiencias y la sensibilidad que nos concentra en un evento como el Capítulo General.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.