¡Claro que hay Navidad!

Javier Leoz es un párroco navarro que en el pasado noviembre recibió una llamada que le dejó emocionado y casi se le sale el corazón del pecho. Se trataba ni más ni menos que el Papa Francisco, para decirle que había llegado a sus manos un texto que había escrito unos días antes, titulado “¿Que no habrá Navidad?” Le dio la enhorabuena y le expresó “lo complacido que se había sentido con la lectura de su reflexión sobre la Navidad”.

La historia de este texto era que acababa de leer un artículo titulado “Este año no habrá Navidades”, le había indignado bastante y con el que no estaba para nada de acuerdo. “El periodista decía que, por la situación de luto, de enfermedad, por el distanciamiento social, pues no va haber reuniones familiares, ni Nochevieja, ni cotillón, así que se suspenden las Navidades”
“Esto es imposible. ¿Cómo que no hay Navidad?, se dijo. Dios está por encima de nuestra parafernalia, y de nuestros estereotipos, a veces tan falseados, de la Navidad”. Así que se sentó al ordenador y fue refutando punto por punto al periodista y utilizó la poesía para contrarrestar lo que él presentaba como un drama: “Lo que para ti es un drama, yo lo pongo en las manos de Dios; ante la soledad de la que hablas necesitamos la Navidad para que Dios inunde nuestras soledades” Su texto, precioso, publicado en las redes e Internet se volvió viral y te invito a leerlo con detenimiento y a reflexionarlo porque no tiene desperdicio. Comento algún párrafo.

“Una Navidad más silenciosa, dice Javier, más parecida a la primera en la que Jesús nació en soledad, sin cortejos reales colosales, sin grandes mesas y amargas ausencias pero con la presencia de un Dios que todo lo llenará. Sin las calles a rebosar, sin ruidos ni verbenas…, Hay Navidad porque Dios está de nuestro lado y comparte, como Cristo lo hizo en el pesebre, nuestra pobreza, prueba, llanto, angustia y orfandad”.

“Hay Navidad porque necesitamos una luz divina en medio de tanta oscuridad. Covid19 nunca podrá llegar al corazón ni al alma de los que en el cielo ponen su esperanza y su alto ideal”. Y termina su poema diciendo: “¡Hay Navidad!¡Dios ha nacidon y nos trae libertad!”.

Es un magnífico regalo que nos ofrece este párroco navarro para esta Navidad. Dios sigue ahí haciéndose Niño para enseñarnos y guiarnos por un camino de liberación y salvación y eso es lo básico y fundamental de la Navidad. Las demás son cosas accesorias.

En Zamora tenemos, también, otro magnifico regalo en estas Navidades, D. Fernando Varela nuevo obispo de esta diócesis, al que felicitamos, acogemos con cariño y deseamos sabiduría y acierto para guiar a este pueblo de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.