Contemplar para reconocer, en cada criatura, el reflejo de la sabiduría y bondad de Dios

Durante la audiencia general del miércoles 16 de septiembre, el Papa Francisco ofrece un mensaje claro: desarrollar una actitud contemplativa, para el cuidado de la casa común, con estilos de vidas sostenibles.

“Para salir de la pandemia es necesario que sigamos la regla de oro de nuestro ser “hombres y mujeres”: “cuidar” y cuidarnos mutuamente. Apoyar a los “cuidadores” de los más débiles, de los enfermos y de los ancianos, y cuidar asimismo nuestra casa común.  Recordando que la tierra y todas las criaturas pertenecen al Señor que las creó y que nos las encomendó para que las conservemos y las protejamos”.

Cuidado de la casa común

Como parte de la creación, con la misión que Dios nos ha confiado: ser custodios de la casa común, respetándola y evitando su ruina y maltrato. “No somos sus dominadores absolutos, con la pretensión de querer ocupar el lugar de Dios, pensando que tenemos derecho a depredarla, explotarla y destruirla”, ha afirmado.

Por eso propone la contemplación como el mejor antídoto para cuidarla y protegerla de los abusos, admirar la obra del Señor en silencio para reconocerlo en ella: “Ser contemplativos nos lleva a ser responsables, con estilos de vida sostenibles que respeten y protejan la naturaleza, de la que también nosotros formamos parte”, concluye.

Audiencia General de 16 de septiembre

Reflexión completa del Papa Francisco en esta audiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.