Coraje, compromiso y concreción, palabras clave en las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana

Las XXXVIII Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana se llevaron a cabo del 16 al 19 de enero en la Casa Madre de Turín-Valdocco. Participaron en el evento unos 400 representantes de los diversos grupos de la Familia Salesiana, provenientes de 43 países del mundo, entre ellos, más de 40 personas de la Familia Salesiana de España.

El encuentro comenzó el día 16 por la tarde, en el Gran Teatro de Valdocco, con la proyección de un vídeo de saludos a todos los participantes y la bienvenida de don Enrico Stasi, Inspector del Piamonte y del Valle de Aosta (ICP). “Es maravilloso pensar que Valdocco es la casa de la Familia Salesiana del mundo… Esperamos vivir juntos el espíritu de Don Bosco que nos hizo nacer a todos como Familia Salesiana”, manifestó don Stasi.

Inmediatamente después, en el escenario del teatro, conducido por don Moreno Filipetto, fue presentado don Eusebio Muñoz, Delegado del Rector Mayor para la Familia Salesiana, que ilustró el significado del encuentro y el programa de las Jornadas. “Cada año, nosotros, los miembros de la Familia Salesiana, tenemos la oportunidad de reunirnos para compartir unos días de encuentro en torno a un tema sugerido por el Aguinaldo del Rector Mayor… Al reflexionar juntos sobre el Aguinaldo, reconocemos al Rector Mayor como el centro de unidad de la Familia Salesiana. Esta reflexión nos ayuda a centrar la atención de la dimensión misionera en nuestros grupos y en la propuesta que ofrece. Con el Aguinaldo miramos juntos a Don Bosco”, enfatizó.

El evento continuó con la interiorización y la oración a cargo del “Grupo Adonai”, que utiliza las danzas y las artes escénicas como vehículos para la difusión del mensaje del Evangelio. El punto culminante de esta primera jornada se alcanzó con la proyección del vídeo del Aguinaldo 2020 (disponible en los diferentes canales lingüísticos en ANSChannel) y el comentario del Rector Mayor, don Ángel Fernández Artime.

En la apertura de su discurso, habló expresamente del valor del Aguinaldo: “Esta tradición, ya utilizada en tiempos de Don Bosco, es hoy un mensaje universal en todo el mundo. En todas las realidades salesianas activas en los diferentes países, siempre hay una referencia al Aguinaldo del año. Significa que es realmente una ayuda para continuar nuestra misión común”.

Después de la presentación, el Rector Mayor, respondió algunas preguntas de los presentes, y el último momento del día fue la oración de la tarde animada por los novicios salesianos y el pensamiento de las “Buenas Noches” por parte del Sucesor de Don Bosco sobre el “secreto” de las escuelas de santidad salesiana en Valdocco en los años que vivió Don Bosco.

El viernes 17 se contó con la conferencia de Monseñor Sebastián Taltavull, obispo de Mallorca, con el título “Buenos cristianos en el contexto actual”. A continuación, un trabajo por grupos afianzó los puntos destacados de la intervención del prelado. El obispo de Mallorca presidió la celebración eucarística del día en la Basílica de María Auxiliadora. Por la tarde, los participantes escucharon los testimonios del Oratorio de Alepo donde se muestra la realidad de la misión en ambientes hostiles y la formación en el compromiso social.

El sábado 18 por la mañana hubo una mesa redonda para dialogar en torno al tema “honrados ciudadanos con espíritu salesiano hoy”, donde intervino el español Joaquín Martín Calleja. Por la tarde, una visita a la ciudad de Turín.

El último día de las Jornadas, domingo 19 de enero, comenzó con la multitudinaria eucaristía celebrada en la Basílica de María Auxiliadora y presidida por el Rector Mayor. En su homilía, el Rector Mayor recordó que “hay que testimoniar lo que somos, nuestra Familia Salesiana trabaja por los jóvenes más desfavorecidos de la sociedad, y debemos ser testimonio de alegría para ellos”. También recordó que de la Casita Pinardi, un lugar humilde, “salieron 13 beatos y santos de nuestra Familia Salesiana, algo que demuestra que de esta Comunidad Cristiana de Amor se consigue lo más grande”. “Hay que testimoniar a Dios allá donde nos encontremos en todo el mundo, aunque en ciertos lugares no haya libertad religiosa. Pero Dios está en el centro de nuestras vidas”.

Posteriormente, se presentaron las conclusiones de este encuentro en las que don Ángel destacó tres mensajes importantes que se desprendían del trabajo reflexivo de los participantes en estas Jornadas durante los 4 días de duración: seguir creciendo como Familia Salesiana de Don Bosco, poner en práctica en las distintas realidades y con los rasgos característicos la “política del Padre Nuestro”.

Don Eusebio Muñoz, Delegado del Rector Mayor, agradeció el compromiso y manifestó que se siente feliz y contento del trabajo realizado por el evento de las Jornadas de la Familia Salesiana.

Gran colofón en la fiesta de la Familia Salesiana

Como resumen general, durante el transcurso de las Jornadas, los centenares de participantes se enriquecieron con los testimonios y el compartir de los invitados y ponentes, e invitaban a continuar su misión apostólica bajo la bandera del ser concreto, de tener el coraje y el compromiso de anunciar el bien que se hace.

Fue significativa la participación en estas Jornadas no solo del Rector Mayor, sino también de un buen grupo de Consejeros del Consejo General, y la presencia de 10 Inspectores de la Región Mediterránea.

El programa de actividades comunes incluía un tiempo para escuchar experiencias y buenas prácticas que realizan los distintos grupos de la Familia Salesiana a nivel cristiano, social y político:

  • El Obispo de Mallorca, Mons. Sebastián Taltavull, antiguo alumno salesiano, se refirió a la apasionante Pastoral Juvenil que se lleva a cabo en su diócesis;
  • Los jóvenes del Oratorio Salesiano de Alepo (Siria) explicaron las actividades pastorales realizadas con los niños, jóvenes y adultos, con coraje y alegría, incluso durante la guerra;
  • Los Cooperadores Salesianos y los Antiguos Alumnos de Don Bosco de Italia presentaron la “Escuela de formación para el compromiso sociopolítico” inspirada en el Beato Alberto Marvelli;
  • Emma Ciccarelli, Salesiana Cooperadora, compartió su compromiso en la Comisión de Familia de la Conferencia Episcopal Italiana;
  • Joaquín Martín Calleja, Salesiano Cooperador español, desde su experiencia en un Centro de Formación Profesional y con jóvenes en situación de riesgo, habló de la espiritualidad del educador;
  • Jorge Santos, un juez jubilado de Portugal, dio testimonio de su compromiso con la formación de jueces en los países africanos;
  • Nico Lotta, Presidente de la ONG Salesiana VIS, dio su testimonio sobre la dura batalla contra el tráfico de personas;
  • Las Antiguas Alumnas de las Salesianas de Cuneo ilustraron su compromiso en el oratorio, donde muchos jóvenes se están convirtiendo en animadores de las nuevas generaciones.

Como alternativa a las conferencias y a las mesas redondas, hubo también momentos de espiritualidad compartida y de celebración en la típica atmósfera salesiana.

Por último, durante los trabajos de grupo, se pusieron de manifiesto las necesidades identificadas para vivir juntos la “Política del Padre Nuestro”: encontrar el justo equilibrio entre espiritualidad y compromiso, entre ser un buen cristiano y un ciudadano honesto, dar respuestas concretas a las necesidades actuales de los jóvenes, dar testimonio como creyentes creíbles, trabajar en la unidad, tanto en las comunidades como en los grupos de la Familia Salesiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.