Cuatro colegios salesianos se unen para contrastar mitos a base de ciencia

¿Roncan más las personas cuanto más pesan? ¿Hay más nacimientos durante la luna llena? ¿Aguanta más una flor en un jarrón si añadimos una aspirina? Son dudas quizá no existenciales, pero que sí están en el imaginario colectivo y han dado lugar a varias leyendas urbanas.

Para saber si son ciertos o no estos mitos, alumnos de cuatro escuelas salesianas de la Comunidad de Madrid llevaron a cabo varios experimentos científicos. Los resultados fueron presentados el pasado martes 20 de marzo en el colegio San Juan Bautista-Salesianos Estrecho de la capital madrileña. Junto al colegio anfitrión, participaron los centros de Salesianos Soto del Real, Domingo Savio-Madrid y Salesianas Villaamil. En total, diez experimentos con un rigor científico digno de grandes investigadores.

«La base de nuestro experimento era el concepto de emulsiones», explica una de las integrantes del grupo de Domingo Savio que investigó por qué se corta la mayonesa. Para llevar a cabo su experimento, introdujeron algunas variables a la receta tradicional de la mayonesa. «Las conclusiones a las que llegamos fue que el color y el sabor dependen de los ingredientes que se le añadan; que la mayonesa no se corta si están a una temperatura adecuada los ingredientes y se baten correctamente», sentencian.

Otro equipo, formado por alumnas de Salesianos Estrecho, explicó el proceso de oxidación de los alimentos empleando manzanas y aguacates: «Al principio creíamos que la oxidación iba a tardar muy poco, minutos, pero al final nos dimos cuenta de que tardaba más días», aclaran. «Llegamos a la conclusión de que para observar una oxidación hace falta más tiempo; que la humedad y el calor afectan a que la oxidación sea más rápida; y gracias a que el limón es un buen catalizador, la oxidación se retrasa», exponen.

Los participantes participaron antes del congreso en unos talleres, en los que dio su apoyo Science4You, uno de los patrocinadores. También dieron soporte al evento la editorial SM y Big Van Ciencia, un grupo de divulgadores científicos dedicados a comunicar la ciencia de una manera diferente. Ellos pusieron el toque de humor con un par de monólogos en la clausura de este I Congreso salesiano de Ciencias intercentros.

Ampliar la participación
«La idea surgió de la necesidad por fomentar las vocaciones STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics, por sus siglas en inglés), que los alumnos aprendan, entiendan y jueguen con la ciencia», comenta Óscar Vázquez, director de Salesianos Estrecho y uno de los impulsores de este congreso. También «nos aporta que los alumnos tengan otra visión diferente de nuestra manera de enseñar», añade.

La grata experiencia de esta primera edición anima a los organizadores a involucrar a más colegios salesianos en este proyecto intercentros: «Cuando lo soñamos, lo soñamos en pequeñito, porque primero queríamos probarnos. Nuestro sueño es que pueda ser un congreso real entre colegios salesianos, por aquello de que los Salesianos aportemos otra manera diferente de entender la ciencia», concluye Vázquez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.