Don Bosco estará siempre en Yepes (Toledo)

El pueblo de Yepes se ubica en la zona de la meseta toledana, a unos 60 kilómetros de Madrid y unos 40 de Toledo, muy cerca de Ocaña y de Aranjuez. Con una población de algo más de 5000 habitantes, su parroquia (http://www.parroquiayepes.tk) ha preparado la celebración de la ‘Misión Joven 2019’ –tendrá lugar del 14 al 23 de junio–, para que los jóvenes del pueblo, entre 15 y 30 años de edad, puedan vivir una experiencia intensa con Jesucristo y con los santos que dieron su vida por la juventud más necesitada. Esta parroquia no ha tenido nunca una vinculación con Don Bosco y sus Salesianos, pero no dudó en poner como uno de los “santos intercesores de la Misión” a san Juan Bosco. Por este motivo, los Salesianos recibieron, en marzo de 2019, la petición de la Parroquia de Yepes para la cesión de una reliquia, a lo que se contestó con una donación, para difundir la vida y gratitud de Don Bosco por los jóvenes y el carisma salesiano.

Fue el viernes 7 de junio de 2019 cuando se llevó a cabo la entrega oficial de la reliquia a la Parroquia toledana, con dos sencillos actos enfocados a la juventud del pueblo que vivirá la ‘Misión Joven’ en estos próximos días. A Yepes acudieron tres salesianos: don Juan Carlos Pérez Godoy, inspector de Santiago el Mayor (SSM), don Samuel Segura, su Vicario en la Inspectoría Santiago el Mayor (SSM), y don Koldo Gutiérrez, Delegado Nacional de Pastoral Juvenil Salesiana. Después de ver la realidad parroquial del pueblo, tuvieron un encuentro vocacional con jóvenes en el Centro Parroquial. Allí pudieron enseñar a los jóvenes la figura de Don Bosco, de la Congregación Salesiana, de la importancia de María Auxiliadora y de la Eucaristía, así como transmitir sus tres testimonios vocaciones hasta llegar a ser a lo que son hoy.

Posteriormente, en una sencilla oración juvenil en la Capilla del Santísimo Cristo de la Vera Cruz –patrón del pueblo–, aledaña a la Iglesia Parroquial de San Benito Abad, el inspector, Pérez Godoy, dirigió este tiempo interior con Jesús Sacramentado. A los jóvenes presentes les dijo que el mundo necesita de “jóvenes apóstoles que den su vida por Jesús, porque la felicidad que uno tiene dentro, si sabe transmitirla con pasión, puede ayudar a otros jóvenes también a conseguir ser felices”. Por ello, puso el ejemplo de santo Domingo Savio, joven alumno del Oratorio de Don Bosco, que murió con 14 años, pero que dejó una impronta de alegría entre sus compañeros. Creó la ‘Compañía de la Inmaculada’ en 1856 y Domingo siempre decía: “Nosotros hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres”.

Al finalizar la oración, el Inspector y el Párroco de Yepes, don Emilio Palomo, firmaron el documento de entrega de esta reliquia “ex ossibus” de Don Bosco y dieron a besarla a todos los presentes. El párroco agradeció enormemente este regalo de la Congregación Salesiana:

En nombre de la Parroquia de Yepes, agradezco de todo corazón al Inspector, Juan Carlos, al Vicario, Samuel, y al Delegado de Pastoral, Koldo, su presencia entre nosotros y la concesión de la reliquia. San Juan Bosco alentaba a ‘lograr que Dios entre en el corazón de los jóvenes, no sólo por la puerta de la iglesia, también por la de la clase y el taller’. San Juan Bosco demostró con su vida que él lo logró, buscándolos en las calles y compartiendo sus sueños. Por eso le pedimos al padre y maestro de la juventud, que interceda por los jóvenes de nuestra Parroquia ahora que con su intercesión en el cielo y su reliquia ya entre nosotros, también nosotros salimos al encuentro de los jóvenes en la ‘Misión Joven’, y deseamos que den vida al sueño de Dios sobre cada uno de ellos”.

Así, con esta entrega, queda ligado para siempre Don Bosco en el pueblo toledano de Yepes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.