Dos décadas de vida trabajando sin descanso por un completo #EstadoDeSolidaridad

La Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas volvió a superarse un curso más en el que no hubo ocasión para bajar los brazos ni dar pasos atrás en busca de impulso. En un contexto social castigado por la pandemia, y en el que se puso de manifiesto de forma continuada la creciente desigualdad, las entidades salesianas se desvivieron en los 449 proyectos desarrollados en 73 municipios para reducir la dolorosa brecha y acompañar a una población castigada por la precariedad, la escasez de oportunidades y el incremento del desempleo.

Esta red formada por las entidades de salesianos y salesianas atendió a más de 50000 personas beneficiarias, donde destacan más de 10000 menores, con acciones que promovieron la inclusión integral de niños, adolescentes, jóvenes y familias en situaciones de riesgo y otros colectivos vulnerables. De la mano de más de 1000 personas voluntarias y 1600 trabajadores fortalecieron el trabajo de intervención fomentando propuestas y sinergias para la transformación social con programas a favor de la acogida integral de jóvenes solicitantes de protección internacional y refugiados en situación de vulnerabilidad o de empleabilidad, además de formación especializada para educadores a cargo de dichos procesos de acompañamiento educativo. También se apostó con la creación de sinergias para ofrecer un modelo de acompañamiento educativo cada vez más adecuado a los procesos migratorios con un programa de orientación jurídica a personas migrantes a cargo de un grupo de abogadas de las entidades sociales.

Rostro social salesiano
Cabe destacar que, como algo transversal en todos los proyectos, se profundizó en el fomento de la igualdad de género, el sistema de protección a la infancia y personas vulnerables, la apuesta por la participación, protagonismo y empoderamiento de la juventud en situación de riesgo o el cuidado del planeta, con un protagonismo especial en el marco de la celebración de la Cumbre Mundial del Clima (COP25) y de la Conferencia de la Juventud (COY15) a través de la unión con diferentes entidades salesianas en la campaña ‘Ponte en verde por el futuro de los jóvenes’.

Así mismo, las diferentes entidades apostaron por ofrecer espacios de reflexión, formación e innovación sobre la respuesta salesiana en el ámbito social, un cauce reconocido en campañas como 1 millón de razones para marcar la X Solidaria, mediante la cual animan a las personas contribuyentes a marcar la casilla 106 de Actividades de Interés Social en su declaración de la renta, #TuVozTambiénEsRefugio, en línea con el lema de la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado y con el ejemplo de las casas salesianas de Deusto (Bilbao), Burgos y Bartolomé Blanco (Sevilla) en las que los salesianos y los migrantes conviven en el día a día; con la participación activa en la VIII edición de «Toma las riendas», programa de prevención de drogodependencias, o con motivo del Día Internacional de la Mujer, donde se presentaron proyectos de alfabetización, formación y acompañamiento, de inserción sociolaboral específicos para mujeres y de acogida para familias monomarentales y mujeres víctimas de violencia machista.

Creatividad durante la pandemia
Igualmente, desde que se decretó el estado de alarma, todo el esfuerzo de los agentes educativos estuvo centrado en colocarse en primera línea para dar respuestas a los 83 recursos residenciales para menores, emancipación, de migrantes, de transición a la vida adulta, protección internacional, de emancipación y centros en los que trabajan con cerca de 700 personas en sus respectivos territorios. Unas dinámicas estiradas de forma obligatoria hasta la época estival con mascarillas, distancias de seguridad, hidrogeles y aforos limitados. El verano se presentó de una forma peculiar pero con el convencimiento de ofrecer una oportunidad educativa única, que complementa lo realizado durante todo el año a través de los diferentes programas.

Además de la adaptación necesaria a este nuevo contexto y la reestructuración de los programas, el coronavirus ha provocado el aplazamiento de la celebración del 20 aniversario de la coordinadora estatal. Dos décadas de vida que deberán encontrar una nueva fecha para festejarlo. La espera seguro que merecerá la pena mientras sigan quedando jóvenes por los que entregar el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.