La Feria Liber vuelve a la presencialidad con ánimo de remontar

300 empresas de 10 países se dieron cita la pasada semana en Liber, la principal feria editorial de habla hispana. Después del éxito de la pasada edición, planteada en formato digital por la pandemia, Liber retomaba este año la presencialidad. El contexto no favorecía unas expectativas muy altas, pero las generadas se cumplieron con creces. 8.360 visitantes pasaron por IFEMA para visitar la feria.

Las editoriales salesianas de España no quisieron faltar a esta cita, que supone siempre una gran oportunidad para conectar al mercado editorial hispanoamericano. “Nos va a permitir tomar el pulso de cómo ven nuestros distribuidores de Latinoamérica el 2022. Esperamos que comience a normalizarse el mercado de libros allí”, expresaba Antonio Garrido, director general de Grupo Edebé. “Tenemos expectativas de retomar negocios que habían quedado pendientes. Posiblemente tengamos un último trimestre de mucho trabajo para poder igualar las cifras de 2019”, aclaraba, por su parte, Ricardo Martín, gerente editorial de Editorial CCS.

La caída en las exportaciones durante la pandemia ha repercutido de diferente manera en las editoriales salesianas. “En este año y medio, nos hemos centrado en el mercado español; al cierre de septiembre, subíamos un 26%, lo cual nos ha ayudado a amortizar la caída del mercado latinoamericano, que llegaba al 30-40%”, señalaba Ricardo Martín, gerente editorial de Editorial CCS. Por su parte, “Edebé ha afrontado este año y medio de pandemia de una forma exitosa. 2020 fue tremendamente difícil por el cierre de las escuelas, librerías y centros comerciales durante meses. Esto generó una caída importante de la venta de productos de libros en formato papel. Sin embargo, hubo un crecimiento de la venta de contenidos en formato digital, afianzando el mercado de los contenidos digitales en las escuelas”, contaba su director general.

Liber ha apostado especialmente en esta edición por la digitalización, un ámbito en el que Edebé cuenta con experiencia: “Ya hace años que el mercado del libro iba creciendo en el mercado digital y la pandemia le ha dado un crecimiento importante. Son contenidos de más rápido acceso, más económico y con menos rigideces que en formato papel”, comentaba Antonio Garrido. Por su parte, Editorial CCS va a retomar pronto un filón, sus jornadas de formación, que “tienen poder de captación, porque la gente quiere la presencialidad; la pantalla resulta muy fría”, sentenciaba Ricardo Martín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.