Educar y evangelizar innovando

La educación y la evangelización requieren, cada vez más, de nuevas fórmulas, de metodologías adaptadas a los nuevos tiempos para resultar más eficaces. Por ello, la Inspectoría salesiana Santiago el Mayor (SSM) está poniendo en práctica la innovación pedagógica y pastoral en sus centros. A finales de la semana pasada, se celebraron el Seminario de Innovación Pastoral y la Jornada Inspectorial de Innovación.

El Seminario de Innovación Pastoral tuvo lugar en León durante los días 5 y 6 de marzo. En torno a 40 profesores, salesianos y pastoralistas, procedentes de los colegios salesianos de la Inspectoría, participaron en estas jornadas, centradas en el acompañamiento y la interioridad.

En la mañana del jueves, los salesianos Txetxu Villota, delegado de Pastoral de SSM; Xabier Camino, coordinador de Animación Vocacional de SSM; Sergio Oter y Sergio Huerta desgranaron las claves del libro ‘El arte de acompañar’, de Xosé Manuel Domínguez Prieto.

Por la tarde, los participantes asistieron a dos sesiones sobre los temas principales de las jornadas. Alberto Sanz, director pedagógico de ESO y Bachillerato en Salesianos Estrecho, habló sobre el acompañamiento. El psicólogo Mario Piera, profesor de Salesianas Sueca, ofreció un taller sobre interioridad.

En la mañana del viernes, Piera planteó claves para educar en el silencio y la interioridad. A continuación, se presentaron buenas prácticas de los colegios salesianos de Deusto (Bilbao), Estrecho (Madrid) y Santander.

Por otra parte, la IV Jornada Inspectorial de Innovación se celebró el 6 de marzo en la sede inspectorial de Madrid, con la participación de medio centenar de profesores. Estas jornadas «se proponen con el objetivo de compartir para inspirar y mantener la ilusión por actualizar todo aquello que pueda dar lo mejor a nuestros alumnos», explica Begoña Rodríguez, del equipo inspectorial de Escuelas. En esta ocasión, la jornada se dirigió sobre todo a los coordinadores de innovación, como dinamizadores de equipos e impulsores de los procesos de transformación en los centros.

En la primera parte de la mañana, Charo Fernández e Irune López, miembros del equipo de acompañamiento inspectorial, recordaron el por qué y el para qué de la innovación a través de estos objetivos: profundizar sobre el enfoque de innovación inspectorial, clarificar dudas y usar el mismo lenguaje; reflexionar sobre el sentido y funciones de los equipos de innovación; profundizar en el conocimiento del PIE, aportar recursos y herramientas; y conocerse, inspirarse mutuamente y crear red. Durante la jornada, se puso el énfasis en que el último objetivo de los procesos de innovación es que en los centros se cree una cultura de cambio sostenible en el tiempo.

Posteriormente, a través de la dinámica de la línea del tiempo, todos los colegios marcaron qué etapas del proceso habían recorrido y cuáles se presentaban en el horizonte. Los asistentes también aprendieron a gestionar reuniones eficaces, valorar el presente, pasado y futuro de cada casa y ver las fortalezas de cada uno de los colegios.

«Fue una jornada que trató de valorar el trabajo de los equipos de innovación, empoderarlos y generar ilusión para seguir afrontando cada reto educativo», sentencia Begoña Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.