El acompañamiento de los jóvenes, un camino común

El tema principal fue el próximo Sínodo de los Obispos (octubre de 2018) con el tema “Los jovenes, la fe y el discernimiento vocacional”. El objetivo específico fue identificar algunos elementos esenciales para un camino común hacia el Sínodo.

El encuentro estuvo presidido por el Rector Mayor, don Ángel Fernández Artime, y la Superiora General de la FMA, Madre Yvonne Reungoat, estuvieron presentes los dos Consejos Generales en un ambiente de familia.

En relación con la reunión del mes de enero, se constató avances. La Madre Reungoat publicó una carta a sus hermanas FMA con el título: “Hacia el Sínodo con los jóvenes” (n. 970, 24 de mayo 2017), mientras que don Artime publicó una carta a los Salesianos: “Lineamenta (documento de preparación) del Sínodo como una brújula en el camino” (24 de julio 2017). Tanto los salesianos como las FMA, se encuentran juntos y están invitados a escuchar a los jóvenes, según el pedido del Papa Francisco para el Sínodo.

Durante el encuentro se compartieron algunas buenas prácticas e inspiraciones significativas:

– el camino hacia el Sínodo de 2018 es una única oportunidad para toda la Familia Salesiana a respirar con la Iglesia universal y compartir el carisma salesiano en las Iglesias locales;

– solo cuando los SDB y las FMA escuchan compasivamente a los jóvenes, ellos son capaces de escucharlos;

– el acompañamiento deficiente a los jóvenes podría tener la causa en el deficiente acompañamiento personal recibido en la vida;

– La invitación del Papa Francisco para escuchar a los jóvenes es una llamada a la conversión concreta, a dar tiempo en todas las oportunidades posibles, para que los jóvenes invierten más en el apoyo personal como el corazón del sistema de Don Bosco preventiva;

– la necesidad de una presencia más activa de los SDB y las FMA entre los jóvenes, en el Movimiento Juvenil Salesiano y entre los misioneros voluntarios, ser un punto de referencia en algunas responsabilidades es un signo de los tiempos;

– el primer testigo creíble y necesario que se debe entregar a los jóvenes es la presencia conjunta de religiosos SDB y FMA. Los jóvenes quieren ver a los SDB y a las FMA trabajar juntos.

Los SDB y las FMA han comprendido la profundidad del viaje hacia el Sínodo 2018 como una valiosa oportunidad para el crecimiento del carisma salesiano en la Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.