El Director Salesiano: Un ministerio de animación y gobierno de la comunidad local

El Rector Mayor y su Consejo aprobaron definitivamente el texto «El Director salesiano, un ministerio de animación y gobierno de la comunidad local». Las traducciones ya están en marcha y se publicarán a finales de año en las principales lenguas de la Congregación.

Este es un paso importante en un proceso que se inició con el Capítulo General 27: “Prever la actualización del Manual del Director por parte del Rector Mayor y el Consejo General…”.  (CG 27 69,11). Este compromiso fue confiado al Dicasterio para la Formación durante la planificación del sexenio (ACG419 p.55).

En un primer seminario internacional, con representantes de las diversas regiones (17-19 de junio de 2016), se definió el camino a seguir, iniciando una consulta que involucró a todas las Inspectorías. Muchos directores enviaron sus contribuciones juntos, al igual que varios consejos inspectoriales. Muchos otros Salesianos lo han hecho individualmente, con un total de 316 contribuciones recibidas.

El material, organizado por regiones, fue estudiado junto con el texto del Manual de 1986.

Un segundo seminario (29-31 de mayo de 2017) se trabajó sobre los resultados de esta investigación realizado por cada región. En contacto con los miembros acordados para los dos seminarios, un grupo inició un trabajo de síntesis del que surgió el primer borrador del texto.

El proyecto que el Rector Mayor con el Consejo han aprobado es el número es el borrador numero 28. Esta constatación implica cuanto trabajo de verificación, integración de nuevas contribuciones, replanteamiento del esquema, reformulación del contenido ha ocurrido durante estos años.
La aprobación final no es el objetivo final, sino el punto de partida, porque la fase más importante es la implicación en todas las comunidades y por parte de todos los hermanos.

El Rector Mayor escribe en el prefacio: “Los directores son figuras clave en la renovación de la Congregación y de nuestro servicio a los jóvenes en la comunidad Educativa-Pastoral. Son la clave de la tan deseada formación permanente que debe tener lugar en nuestras comunidades religiosas y, por extensión, también en nuestras comunidades Educativo-Pastorales. Por lo tanto, este manual está dirigido principalmente a ellos y a todos los que participan en su formación, en primer lugar, a los inspectores y a sus consejos”.

El nuevo manual se dirige al mismo tiempo a todos los Salesianos y a todos los miembros de cada comunidad religiosa salesiana.

Este es el desafío, pero sobre todo la oportunidad, que se presenta en una temporada muy fructífera como la que se avecina al 28º Capítulo General, en la que se inserta plenamente este instrumento de formación permanente.
En los próximos meses se publicarán algunos artículos en ANS presentado el contenido del manual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.