El embajador inglés y la burgalesa

En diciembre el embajador británico en España, Hugh Elliot colgaba un video en su cuenta de twitter en el que daba las gracias a una mujer burgalesa, llamada Lourdes, por algo que había sucedido hace 35 años y manifestaba su deseo de encontrarse nuevamente con ella para agradecérselo personalmente.

¿Qué había sucedido? Pues que Hugh, con 17 años, quería peregrinar a Santiago de Compostela y para ello cogió un tren en Francia. Facturó su bicicleta y llegó sano y salvo a Burgos, pero la bicicleta no llegó. Con poco dinero, acudió a un bar a “reflexionar” y allí le contó su historia a un canadiense que estaba en Burgos visitando a su novia que se llamaba Lourdes. Cuando ella llegó al bar y supo la historia no dudó en invitarle a alojarse con ella y su hermano en su piso de la ciudad. La bicicleta tardó 5 días en llegar y estuvo allí alojado, comiendo en familia, sin que le dejaran pagar nada. La reacción en las redes sociales fue totalmente inesperada, abrumadora y muy cariñosa.

Se movilizaron y descubrieron que Lourdes, la mujer que le acogió en su casa cuando perdió su bicicleta y su dinero, había fallecido con 35 años de una esclerosis múltiple. Esta bonita y emotiva historia me ha parecido adecuado comentarla en este tiempo cercano a la Navidad. Los valores que se han manifestado por parte de ambos, me parecen magníficos para una celebración cristiana de la Navidad.

Por parte de Lourdes, la hospitalidad, un valor que en nuestra sociedad quizá no abunde, dando acogida a un desconocido en su casa; su generosidad, durante los 5 días que tardó en llegar la bicicleta, alojado y comiendo en familia. “¿En cuántos países se habría acogido a un forastero así?” Se preguntaba Hugh. Por parte del embajador, su deseo de agradecer un acto de generosidad que recibió al llegar a España por primera vez hace 35 años. Agradecer a las redes sociales que se volcaron en la búsqueda de Lourdes y a las que comunicó la triste noticia del fatal desenlace por esa terrible enfermedad que es la esclerosis múltiple, tan devastadora para quien la padece y sus familiares. Ha hecho un llamamiento para colaborar con las asociaciones que hay en España y que tratan esta terrible enfermedad. “Cada uno podemos aportar nuestro granito de arena con nuestro tiempo como voluntariado o con un aporte económico. “Gracias por vuestra ayuda, gracias de nuevo por todo el interés que habéis demostrado en esta historia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.