“El encuentro y la escucha entre los jóvenes de diversos países será la riqueza más grande”

El 4 de octubre de 2017, el Papa Francisco anunció una reunión pre-sinodal del 19 al 24 de marzo de 2018, una reunión que en estos momentos se realiza en la sede del Consejo Pontificio Internacional “Maria Mater Ecclesiae” en Roma y que concluirá el 24 de marzo. En este encuentro participa María Eugenia Sehara, integrante del MJS de Uruguay.

El evento del Sínodo sobre el tema “jóvenes, fe y discernimiento vocacional”, único en la historia de la Iglesia Católica, ha sorprendido a muchos jóvenes y educadores de todo el mundo. María Eugenia participa en el MJS desde que era pequeña, y actualmente tiene la oportunidad de ser la representante de los jóvenes salesianos en el pre-Sínodo. 

Pregunta: ¿Cómo te sientes como participante del encuentro pre-sinodal?

Respuesta: Muy contenta. Pertenezco al Movimiento Juvenil Salesiano de Uruguay. Llegué al MJS cuando estaba en la Escuela, de las Hijas de María Auxiliadora y poco a poco me fui integrando.

P.: ¿Cómo ves la relación entre los jóvenes de Uruguay y la Iglesia?

R.: Uruguay es un país laico, está muy fragmentado entre la Iglesia y el país en general. No hay mucha participación de parte de los jóvenes, aunque hoy se intenta que tengan mayor participación.

P.: ¿Cuál es tu experiencia en el MJS en Uruguay?

R.: Cuando comencé estaba en el grupo JMS (Jóvenes Misioneras Salesianas), que era un grupo que se preparaba para participar en la misión. Ahora soy animadora, participo en el oratorio como animadora de otros muchachos y acompaño en diferentes ambientes juveniles.

P.: ¿Te hace ilusión participar en un encuentro como este?

R.: El encuentro y la escucha con jóvenes de diversos países será la riqueza más grande. La expectativa es que este encuentro dé frutos y que podamos aprovecharlo de alguna manera para que realmente se llegue a lo que se espera, que es que podamos aportar nuestras voces como jóvenes.

P.: En el pre-Sínodo te encontrarás con jóvenes creyentes y no creyentes. ¿Cómo esperas escuchar a todo el mundo juvenil para que se haga un trabajo que pueda ayudar al Papa en este Sínodo que se acerca?

R.: Los jóvenes creyentes no somos los únicos que participamos en la Iglesia, sino todos. Va a ser una riqueza poder escuchar a todos los jóvenes del mundo.

P.: ¿Como MJS qué podemos aportar en este encuentro?

R.: El MJS trabaja con los jóvenes, tenemos una mirada amplia de los jóvenes y de la realidad. Desde el contacto con los jóvenes y desde una mirada juvenil podremos aportar mucho. Yo creo que la iglesia y el Papa Francisco están dispuestos a escuchar.

P.: Toda la preparación para el Sínodo está llevando a la escucha de los jóvenes. ¿Qué tiene que escuchar la Iglesia de los jóvenes?

R.: Lo que más tiene que escuchar son las necesidades que están teniendo los jóvenes: de tener un lugar, de encontrarse, de buscar algo más que no estamos encontrando.

P.: ¿Hay espacio y perspectivas para los jóvenes en la Iglesia de una forma positiva?

R.: Sí, creo que hay lugar para los jóvenes aunque creo que puede haber más. Es un desafío para los jóvenes y para que la Iglesia nos dé la oportunidad de participar.

P.: Pensando en el post-Sínodo, en lo que va a ser después la vida de la Iglesia. ¿Cómo ves en el futuro la relación de la Iglesia con los jóvenes?

R.: Yo creo que esto puede ayudar mucho y que es como un paso para una nueva relación, para abrir nuevos caminos hacia delante.

P.: Escuchar al Papa, escuchar a los jóvenes… ¿Qué crees que va a querer saber el Papa de los jóvenes?

R.: Quiere saber cómo nos sentimos en la Iglesia, en qué creemos y qué esperamos de la Iglesia.

La entrevista completa se encuentra en el canal de ANS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.