“El Infierno” de Chennu, en la cárcel de Freetown-Sierra Leona, en 22 minutos de cinta

Kanaki Films, de Raúl de la Fuente y Amaia Remírez ha creado y produce este cortometraje basado en la vida de un joven de Sierra Leona que logra cambiar su vida: de ser preso a apoyo para jóvenes presos.

El cortometraje documental se ha proyectado por primera vez en el programa “Kimuak” del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. En este preestreno el director Raúl de la Fuente y la productora y co-guionista Amaia Remírez pudieron tomar el primer pulso al público y las impresiones han sido buenas.

“El infierno” cuenta la historia de Chennu, un niño de la calle de Freetown en Sierra Leona. Con 15 años entró en la cárcel de adultos de Pademba Road de la capital del país africano. Es una película que quiere poner en primer plano “las historias de esas personas que están muriendo olvidadas en la cárcel en condiciones infrahumanas”, denuncia Remírez.

Además, es una historia de superación personal centrada en el protagonista, Chennu. Un personaje “potentísimo” puntualiza Amaia Remírez. Tras pasar cuatro años en la cárcel, logra cambiar su vida y “Ahora se dedica ayudar a quienes están encarcelados”, completa Amaia quien continúa “Es una redención completa y una superación total de las penurias por el paso de esa cárcel”.

Trabajo en Sierra Leona
El corto se ha producido gracias al apoyo del Centro Don Bosco Fambul de Freetown en Sierra Leona y de Misiones Salesianas. Raúl de la Fuente y Amaia Remírez reflejaron en 2017 en el documental “Love” el trabajo que este Centro salesiano lleva a cabo en el país para combatir la prostitución infantil.

Uno de los colectivos que se atienden desde Don Bosco Fambul es el de los presos que se encuentran en la cárcel de adultos, allí conocieron a Chennu. “Con este corto queremos dar visibilidad al trabajo que están haciendo los salesianos allí, especialmente con los menores que se encuentran dentro y los presos más enfermos”.

Relación con los Salesianos
Amaia y Raúl que conquistaron un Goya con “Minerita” y el año pasado volvieron a ganar otro Goya a la mejor película de Animación con “Un día más con vida” (cinta que está cosechando numerosos premios nacionales e internacionales) comenzaron su relación con los salesianos precisamente en Angola buscando datos, trabajando ideas para la que, actualmente, es la joya de la corona de su productora Kanaki Films. “Llegamos al país y Filiberto Rodríguez fue un referente, un apoyo importante para que nosotros pudiéramos hacer nuestro trabajo. Nos abrió las puertas de la casa salesiana, de la comunidad. Fue fundamental”.

Desde hace ya algunos años se encargan de los documentales que Misiones Salesianas produce para visibilizar el trabajo que se realiza en países en vías de desarrollo, el último “Love” de Sierra Leona, pero también “30.000” en Costa de Marfil y el que pronto estrenarán “Palabek. Refugio de Esperanza”. en Uganda.

“A raíz de la relación con Filiberto y los salesianos en Angola, conocimos a Agustín Pacheco que era el responsable de Misiones Salesianas entonces, él tuvo la visión y nos propuso la primera colaboración, ahora continuamos contando junto a ellos historias que merecen y necesitan ser contadas”, puntualiza Amaia.

“El infierno” en festivales
El estreno nacional de El infierno tendrá lugar a finales de octubre en la Seminci de Valladolid, en la sección competitiva de cortometrajes Tiempo de Historia. Y cuenta con fecha confirmada para su estreno internacional, que se anunciará próximamente. La presencia del cortometraje en estos dos festivales hace que ya cumpla el requisito básico de cara a ser seleccionado en la próxima edición de los premios Goya. “Para nosotros es un objetivo deseable estar en los Goya”, apunta Amaia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.