El Papa Francisco les pide a los jóvenes que no teman: «Dios llama a cada uno de vosotros por vuestro nombre»

Con el Sínodo de los obispos sobre los jóvenes y la JMJ de Panamá 2019 en el horizonte próximo, el Papa Francisco ha lanzado su mensaje para la XXXIII Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en las diócesis el 25 de marzo, Domingo de Ramos. En esta ocasión, el título del mensaje está tomado de la Anunciación: ‘No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios’ (Lc 1,30).

El mensaje del Papa Francisco trae a la memoria las palabras que tanto les repetía a los jóvenes uno de sus predecesores, San Juan Pablo II: «No tengáis miedo a abrir de par en par las puertas a Cristo». El Santo Padre señala algunos de los miedos más comunes de los jóvenes hoy: no ser amado, no encontrar seguridad afectiva y quedarse solos, no alcanzar una situación laboral satisfactoria, tener dudas sobre la vocación…

Por un lado, el Papa recuerda que la Virgen María y otros personajes bíblicos experimentaron el miedo como un sentimiento humano más. Sin embargo, también se presenta el reproche de Jesús a sus discípulos por tener miedo. «El obstáculo para la fe no es con frecuencia la incredulidad sino el miedo», sentencia Francisco.

Y frente al miedo, el discernimiento surge como un remedio que «nos permite poner orden en la confusión de nuestros pensamientos y sentimientos, para actuar de una manera justa y prudente». Por eso, Francisco anima a los jóvenes a discernir su vocación y a dejarse acompañar por sacerdotes, consagrados, consagradas o laicos preparados para esta labor.

Inspirado por el texto de la Anunciación, el Papa Francisco explica que «cuando Dios llama por el nombre a una persona le revela al mismo tiempo su vocación, su proyecto de santidad y de bien, por el que esa persona llegará a ser alguien único y un don para los demás». Y añade que «el motivo principal por el que María no debe temer es porque ha encontrado gracia ante Dios». Esto «nos habla de amor gratuito e inmerecido», que no depende de la presentación de un «currículum de excelencia».

«La fuerza para tener valor en el presente nos viene de la convicción de que la gracia de Dios está con nosotros: valor para llevar adelante lo que Dios nos pide aquí y ahora, en cada ámbito de nuestra vida; valor para abrazar la vocación que Dios nos muestra; valor para vivir nuestra fe sin ocultarla o rebajarla», expresa el Papa Francisco. El Santo Padre reitera su confianza y la de la Iglesia en los jóvenes, a los que les pide que también confíen en la Esposa de Cristo.

Francisco invita a seguir el ejemplo de María para vivir «de manera concreta la caridad que nos urge a amar a Dios más allá de todo y de nosotros mismos, a amar a las personas con quienes compartimos la vida diaria». Al final de su mensaje, el Papa lanza un reto a los jóvenes de cara a la próxima Jornada Mundial de la Juventud de Panamá 2019: » La JMJ es para los valientes, no para jóvenes que sólo buscan comodidad y que retroceden ante las dificultades. ¿Aceptáis el desafío?».

 

Mensaje del Papa Francisco para la XXXIII Jornada Mundial de la Juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.