El Rector Mayor visita la frontera entre Estados Unidos y México

El Rector Mayor de los Salesianos, Ángel Fernández Artime, ha realizado una nueva visita por las casas salesianas. Esta vez el viaje ha sido a la Familia Salesiana de la Inspectoría México-Guadalajara, que aglutina a las presencias salesianas del norte y del centro de México. Durante seis días, del 16 al 21 de abril, el X Sucesor de Don Bosco ha transmitido esperanza y alegría a jóvenes, salesianos y demás miembros del ambiente salesiano. Se trata de la segunda visita del Rector Mayor al país mexicano en un período corto de tiempo, ya que el pasado año visitó a los hermanos de la otra Inspectoría del país.

El momento más emotivo del viaje se vivió con la visita a Tijuana, el viernes 20, ya que el Rector Mayor pudo comprobar la difícil situación que se vive en esta ciudad al haber quedado determinada la frontera entre México y Estados Unidos por un muro. Entre Tijuana y California, el muro separa ambas ciudades incluso hasta más allá de la orilla, y varias familias han quedado divididas sin opción de recuperar a las personas deportadas ni de eludir la vigilancia policial. Don Ángel tuvo la oportunidad de charlar con varios jóvenes que querían saber qué haría Don Bosco en una situación similar. El Rector Mayor reconoció a los presentes que no era un asunto fácil, pero que estaba “convencido de que Don Bosco no buscaría lo que tiene que hacer, porque lo que sí tendría claro es lo que siente en el corazón, es decir, amor por sus muchachos”. Y concluyó añadiendo que “lo que Don Bosco sí haría es ocuparse de los adolescentes para que nadie los atrape en sus redes”.

Visita a la Inspectoría
Bajo el lema ‘En ti Don Bosco nos acompaña’, el martes 17 de abril dio comienzo de manera oficial la visita del Rector Mayor. Fue en la Casa Inspectorial, junto al inspector Hugo Orozco y al resto de salesianos que componen el Consejo. Fue un momento para analizar el rumbo de la Inspectoría en un clima de diálogo que permitió recoger sensaciones y reflexiones para seguir caminando entre los jóvenes. Por la tarde, Ángel Fernández Artime presidió la Eucaristía, en la que tuvo un emotivo recuerdo hacia la Familia Salesiana de Siria, a la que visitó recientemente debido a su delicada situación. Al final del día los representantes de los diversos grupos de la Familia Salesiana pudieron escuchar al X Sucesor de Don Bosco dar las Buenas Noches salesianas.

El trabajo con los salesianos de la Inspectoría continuó al día siguiente. Ángel Fernández Artime participó el miércoles en una jornada de encuentro espiritual en la casa de Ejercicios Espirituales Betsaida, situada en Amatitán. Allí se reunió junto a todos los salesianos de la Inspectoría, algo inédito ya que normalmente se reunían en grupos más reducidos. Tras analizar los desafíos en los que deben centrarse, les retó a “atreverse a dar pasos valientes para compartir con los laicos el espíritu y la misión de Don Bosco”.

El jueves, el Rector Mayor visitó a los mil alumnos del colegio Don Bosco de León, a los que les pidió que sigan “acudiendo cada día con ilusión”. A los jóvenes más mayores les aseguró que “cuando estén en la Universidad o comenzando a trabajar, sentirán en el corazón los años vividos en esta casa”. Por último, quiso agradecer a los educadores presentes por “esa obra de arte que realizan en los muchachos, una misión preciosa”. El gran encuentro esperado por la Familia Salesiana de la zona llegó por la tarde, en el santuario nacional de San Juan Bosco. Don Ángel invitó a todos a tener “las puertas abiertas, con el corazón preparado para ir al encuentro del otro”. La jornada finalizó con el encuentro junto a los jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano, quienes presentaron testimonios y reflexiones sobre su vida en el oratorio salesiano o su experiencia como voluntarios.

El sábado fue el último día de la visita por tierras mexicanas. Tras la visita del día anterior a Tijuana, Ángel Fernández Artime volvió a incidir en la importancia de atender “a las personas más necesitadas, especialmente los jóvenes”. A modo de conclusión, quiso expresar que la labor realizada es buena pero “hay que hacer más”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.