El Rector Mayor visitó Brasil

Acabado el trabajo con el Consejo General, el Rector Mayor, don Ángel Fernández Artime, retomó de inmediato su compromiso de llevar el abrazo del Sucesor de Don Bosco por el mundo. Del 1 al 12 de agosto realizará la Visita de Animación a Brasil, visitando las Inspectorías de Porto Alegre (BPA) y Belo Horizonte (BBH).

En la Inspectoría “San Pío X” de Porto Alegre, el Rector Mayor llegó la tarde del miércoles 1 de agosto. El jueves 2 se reunió con el Consejo Inspectorial y ya por la tarde el Rector Mayor se trasladó a Viamão, una ciudad cerca de Porto Alegre, para realizar una visita donde trabajan los Salesianos. Saludó a los Salesianos ancianos y enfermos, a los que recordó que, a pesar de que ya no pueden estar en el patio, en medio de los muchachos y niños, siempre se puede tener en el corazón a los destinatarios y se puede beneficiar a través de la oración de todos los días. También conoció como los hijos de Don Bosco trabajan en el campo social y realizan la prevención y la recuperación a los niños de la calle y a muchachos con problemas en esta presencia salesiana. En el encuentro que mantuvo con ellos, el Rector Mayor les alentó a aprovechar las oportunidades de formación y desarrollo humano que los salesianos les ofrecen, de manera que consigan ingresar al mundo del trabajo con la formación y las competencias y de esta manera puedan realizar sus sueños y realizarse como personas.

El viernes 3 de agosto lo dedicó al encuentro con los salesianos, los jóvenes y los miembros de la Familia Salesiana que trabajan en las obras del estado de Rio Grande do Sul. Allí dijo: “La Congregación tiene una fidelidad muy grande a Don Bosco y vive de modo muy sereno su consagración a Dios como salesianos […] Acentuó la importancia de la formación de los salesianos. Citando algunos desafíos, como el de testimoniar mucho más nuestra vida de consagrados, la fraternidad atractiva, el ser salesianos felices y maduros. Y concluyó: “Y tenemos muchos motivos para tener esperanza. Ser salesiano sacerdote o coadjutor es hermoso, pero se debe tener el corazón de Don Bosco”.

Al día siguiente, visitó Curitiba para animar a los Salesianos de Don Bosco en los Estados de Paraná y Santa Catarina y a los aspirantes, prenovicios y novicios salesianos.

El domingo 5 de agosto, en Joinville, presidió la Santa Misa solemne para celebrar los 60 años de la Inspectoría con la presencia salesiana de la Familia Salesiana y de los jóvenes. En su saludo, el Inspector, don Asidio Deretti, le agradeció su presencia al Rector Mayor. Ya en el teatro, se entregó a don Ángel un cuadro especial en el que aparece la imagen de Don Bosco y sobre ella la fotografía del Rector Mayor, representando al “Don Bosco de hoy”.

En la mañana del lunes 6, inició la segunda etapa de su viaje, llegando a la Inspectoría “San Juan Bosco” de Belo Horizonte y se reunió con los salesianos en formación.

El martes 7 participó en el Congreso Internacional Salesiano sobre la Educación, durante el cual don Artime presentó el tema: “El arte de escuchar y acompañar en la acción Educativa-Pastoral Salesiana”, en la perspectiva del Aguinaldo 2018 y en relación al Sínodo sobre la Juventud. Una ponencia que recordó la importancia y la necesidad del acompañar a los jóvenes, pero para poder acompañar se hace urgente tener la capacidad de escuchar. “Una escucha que hoy en día para nosotros tiene mucho de arte -expresó el Rector Mayor-, necesitamos ejercitarnos en el arte de escuchar, que es más que oír. Lo primero en la comunicación con el otro, es la capacidad del corazón que hace posible la proximidad sin la cual no existe un verdadero encuentro espiritual”.

Por la tarde del mismo día tuvo un encuentro con los jóvenes en situación de vulnerabilidad en la “Casa Dom Bosco” de Belo Horizonte. Con su estilo paterno, cercano conversó y bromeó con los muchachos, escuchó sus historias, y los animó a seguir formándose.

El miércoles 8, el Rector Mayor disfrutó de una jornada llena de encuentros con los salesianos. Un primer encuentro fue con los salesianos de la Inspectoría, el Consejo Inspectorial, los salesianos ancianos y enfermos y, por la noche, finalizó con un encuentro con las autoridades eclesiásticas locales.

El jueves 9 de agosto, el Rector Mayor permaneció en Brasilia donde presentó la edición portuguesa de las “Memorias Biográficos de Don Bosco” y animó a la Familia Salesiana reunida en ‘Núcleo Bandeirante’.

El viernes 10, participó de un diálogo con los salesianos y las autoridades eclesiásticas locales y presidió la Santa Misa de envío de la Juventud Misionera Salesiana. Al encuentro asistieron cerca de 2.000 personas de los ambientes salesianos. En la misa, celebrada en el Santuario de Don Bosco, don Ángel dijo a los jóvenes que comenzaban su servicio misionero en Angola: “Los jóvenes deben recordarse que deber hacer el bien, primero a ellos, luego a los demás”.

El 11 y el 12 de agosto, dos últimos días de visita de animación, tuvo un encuentro con los jóvenes y la Familia Salesiana. El primer día en una velada, en un ambiente muy familiar y directo, respondió a preguntas de los jóvenes sobre la vocación, junto a la reliquia del santo de Turín que allí se conserva. Un segundo momento muy importante fue la peregrinación desde la catedral de Brasilia hasta el Santuario de Don Bosco, con una estatua del santo. Al llegar al Santuario, se celebró la misa clausura de la visita, para dar fin a unos intensos días de visita por el país suramericano.

Fotos de este viaje: http://www.flickr.com/photos/130162259@N04/albums

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.