‘En la calle’: Una nueva etapa para seguir transmitiendo la realidad y la voz de los que nadie escucha

‘En la calle’, la revista sobre situaciones de riesgo social promovida por la Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas, presentó su nueva etapa el 16 de enero en la Sala Ecooo (Madrid). Con este acto, que llevó por título ‘Transmitir la realidad y la voz de los que nadie escucha’, se quiso dar difusión a este nuevo periodo y se aprovechó para crear un espacio de reflexión y diálogo sobre cómo visibilizar la situación de los más vulnerables.

El acto, que se retransmitió en directo a través de Facebook, empezaba puntualmente con la bienvenida de Paco Estellés, presidente de las Plataformas Sociales Salesianas, y el agradecimiento por la presencia de María del Pilar Gonzálvez, Directora General de Servicios para la Familia y la Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Acto seguido, Juanjo Ruiz, director de la Revista ‘En la calle’, presentó esta nueva etapa recordando sus inicios en la Fundación JuanSoñador. Con esta revista, que en 2017 consiguió más de 40.000 descargas en Dialnet, se pretende dar a conocer, formar y denunciar sobre las situaciones de vulnerabilidad y exclusión social de infancia y juventud que existen en el mundo, de modo especial en España, así como ofrecer un soporte de formación permanente para profesionales y personas voluntarias que trabajan en este campo. Juanjo recalcó la importancia de ser «la voz de los salesianos y salesianas en lo social ante la sociedad».

A continuación tuvo lugar la mesa redonda, moderada por Carmen Víllora, miembro del consejo de redacción de ‘En la calle’ y profesora en el CES Don Bosco. Este espacio fue una oportunidad para reflexionar sobre cómo podemos transmitir la realidad de las personas en riesgo y cómo trabajar por la inclusión social de todas las personas. En este diálogo participaron Ana Abril, Coordinadora de Indicencia Política, Social y Comunicación de Cáritas Española; Javier Baeza, párroco en el Centro Parroquial y Social San Carlos Borromeo; Miguel Ángel Vázquez, Director de la revista ‘Alandar’; y Jesús Rojano, Director de ‘Misión Joven’.

«Tenemos que visibilizar lo que está invisibilizado y que genere análisis y sea portador de buenas noticias», respondía Abril ante la pregunta de Víllora sobre cómo dar voz a las personas excluidas desde su área de comunicación e incidencia. Vázquez añadió que «hay que ser el altavoz de esas voces que nadie escucha» y desde Alandar hacen «todo lo posible para que nuestro mensaje llegue a todos los colectivos», recordando que la voz de las mujeres es importante en la visibilización de esos colectivos excluidos.

Baeza, desde su experiencia de cercanía, de escucha y acompañamiento de personas en situación de exclusión, admitió que en los medios de información se hacen eco de algunas realidades «contando anécdotas de la vida de la gente pero muchas veces no recogen la historia de las personas». A continuación habló de la necesidad de la revolución social del Papa Francisco, que en «España no está cuajando demasiado», y denunció la cárcel de Archidona convertida en CIE. Rojano siguió con un cumplido a las revistas en el ámbito social, «que sirven para reconocer que está pasando y que realidad hay detrás».

La conversación siguió preguntándose cómo se puede potenciar el diálogo entre fe y cultura y entre otras religiones, a lo que Baeza respondió que «solo hace falta mirarnos a la cara y ver que somos iguales, así nos damos cuenta de que las diferencias se caen enseguida». Rojano continuó explicando que «no hay ninguna excusa para desentenderse de nuestra prioridad, los pobres», y que el Papa Francisco le exigió al Rector Mayor de los Salesianos la importancia de que «ellos tienen derecho a lo mejor».

Abril apuntó la necesidad de «trabajar juntos y juntas para alcanzar la transformación de la sociedad y comprometernos con los colectivos que luchan por su integración». Para tener éxito en esta tarea «necesitamos creatividad, nuevas formas, resistencia, permanecer y perseverar, hace falta que nos mueva la causa y ser humildes», concluía la coordinadora de Incidencia de Cáritas. Vázquez, desde su interés por proyectos frescos que sepan combinar la profesionalidad con el compromiso social y el servicio público, explicaba que «transmitir la realidad implica un proceso de escucha, dar herramientas y que ellas mismas elaboren la denuncia y que vayan más allá de su propio testimonio», siempre «privilegiando el formato y teniendo cuidado con la infoxicación» y recordando que «no hay mayor denuncia que comunicar la esperanza». El director de Alandar mostró su apoyo a Helena Maleno, que volverá a ser juzgada por ayudar a salvar vidas en el Mediterráneo.

Para finalizar la mesa redonda los ponentes dejaron algunas reflexiones importantes sobre cómo podemos hacer un mundo más inclusivo. Baeza, que cree que la imagen es muy importante, proponía «proveer de una cámara a los protagonistas de nuestras historias», mientras que Abril reflexionaba sobre esos «espacios a los que no llegamos» y Rojano se preguntaba «cómo podemos hacer para que participen y tengan más voz». Vázquez alumbraba estas cuestiones explicando que «tenemos que incluir en los consejos de redacción a las personas excluidas y empoderarlas». También reclamaba que estas revistas «sirvan para sacarlos de la pobreza y la exclusión». El acto acabó con un compromiso claro: «seguir trabajando por la inclusión de todas las personas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.