España da la bienvenida a dos misioneros salesianos

Cerca de medio centenar de misioneros, entre salesianos y salesianas, fueron enviados este domingo a llevar el carisma salesiano a diferentes partes del mundo, en el marco de la celebración de la 150.ª Expedición Misionera, celebrada en Turín. Entre ellos, hay dos misioneros que vendrán a España y otros dos que salen de misión desde nuestro país.

Peter Trung, de 32 años y natural de Vietnam, y Alain Kandem, de 29 años y procedente de Camerún, son los dos salesianos que desarrollarán su misión en España, concretamente en la Inspectoría Santiago el Mayor (SSM), con sede en Madrid. El primero acaba de terminar la etapa de postnoviciado, mientras que el segundo ha finalizado el tirocinio práctico. Ambos están contentos por su llegada a España, como expresaron ayer a través de la cuenta de Twitter de Salesianos Santiago el Mayor.

Desde la provincia salesiana con sede en Madrid, parten también dos salesianos españoles hacia la misión. Juan Carlos Igunza, natural de Barakaldo (Bizkaia), irá a Campogrande (Brasil), y Gaspar Martínez, de Zamora, llegará como misionero a Panamá.

Los cuatro misioneros estuvieron acompañados en la ceremonia de envío por Juan Carlos Pérez Godoy, provincial de Salesianos Santiago el Mayor, y Xabier Camino, coordinador de Animación Misionera de esta provincia salesiana.

Jesús, en el centro
El envío misionero se insertó en la celebración dominical de la Eucaristía, presidida por el Rector Mayor, Ángel Fernández Artime, en la Basílica de María Auxiliadora de Turín. El X sucesor de Don Bosco y la Madre General de las Hijas de María Auxiliadora, Yvonne Reungoat, hicieron entrega del crucifijo misionero a los salesianos y las salesianas enviados a la misión en la 150.ª Expedición Misionera.

Fue una jornada «de fiesta no solo salesiana, sino de la Iglesia», tal como expresó con emoción el Rector Mayor en su homilía. «Somos conocidos en la Iglesia como congregaciones de la educación y la evangelización de los jóvenes. Don Bosco quería que nuestras congregaciones fueran misioneras. El fuego de Jesús empujó a los salesianos a salir por el mundo», aseguró Ángel Fernández Artime. De hecho, ya son más de 9.500 los salesianos enviados a la llevar el carisma de Don Bosco al mundo en las 150 expediciones misioneras.

Pese al paso del tiempo y el cambio en la mentalidad, sigue habiendo un denominador común en la vocación misionera de la Familia Salesiana, según el Rector Mayor: «Salimos a la misión porque es Dios el que nos llama a compartir la vida en cualquier lugar. Puede haber muchas motivaciones, pero en el centro de la vida misionera está Jesús«. Esta idea cobra fuerza en los lugares donde el Evangelio no se puede anunciar explícitamente, pero sí «con el testimonio, con la caridad, con la sonrisa, con los ojos claros, con el gran deseo de crear fraternidad, con un gran respeto a la diversidad de todos, pero en el nombre del Señor. Este es el fuego misionero».

El testimonio, por encima de las palabras
El Rector Mayor aprovechó la ocasión para recordar a los misioneros salesianos españoles que fueron asesinados este año en Burkina Faso: Antonio César Fernández y Fernando Hernández. Testigo de ambos asesinatos fue el sacerdote salesiano Germain Plakoo-Mlapa, presente ayer en el envío misionero. Herido durante el ataque que le costó la vida a Fernando Hernández, el P. Germain «está en un proceso de recuperar la salud y con el corazón lleno de serenidad y de perdón», aseguró Ángel Fernández Artime. «Queridos hermanos, el mundo necesita saber esta realidad, porque parece que solo decimos muchas cosas, y tenemos que dar testimonio. Esto es posible porque Dios está detrás de cada hombre y mujer que vive el Evangelio en el nombre de Jesús«, sentenció.

Galería fotográfica en ANS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.