“Esta formación contribuye a que podamos contar con una perspectiva más atractiva y cercana a los jóvenes”

Así resumía Cristina Jiménez, participante en la formación de equipos de pastoral de Salesianos Santiago el Mayor celebrada la semana pasada en Madrid, lo que supone este tiempo de aprendizaje.

La formación se concentra en dos semanas. Desde el 14 al 18 de octubre se ha convocado a la promoción de 2019, un total de 18 participantes provenientes de Ourense, Avilés, Puertollano, Salamanca, Soto del Real Domingo Savio de Madrid, Arévalo, Carabanchel, Paseo de Extremadura y Atocha. Desde el 21 al 25 del mismo mes estarán formándose los educadores de la promoción de 2018. 15 personas más, provenientes de los mismos centros y algún otro como Santander, Alcalá y Aranjuez.

En este curso 2019 se ha iniciado el trabajo con la séptima promoción. “Lo que significa, apunta Txetxu Villota, delegado inspectorial de Pastoral Juvenil de Salesianos SSM, que un total de 140 personas de nuestros equipos de pastoral se han formado en comprender las claves de la Pastoral Juvenil Salesiana (Cuadro de Referencia) y aprender a aplicarlo en la tarea propia de las casas”.

Un completo programa formativo en dos cursos
La Casa de las hermanas del Amor de Dios en el barrio de las Rosas de Madrid es el lugar elegido para llevar a cabo esta capacitación pastoral. Cristina Jiménez, haciendo alusión a la campaña pastoral de este curso que se enmarca bajo el lema #ComoenCasa afirmaba: “hemos convivido en este espacio donde las hermanas nos han hecho sentir como en casa, cuidando todos los detalles para un perfecto descanso y una más que completa alimentación”.

Mi realidad personal y pastoral; La comunidad educativo-pastoral en el proyecto salesiano; la figura del coordinador de pastoral como un educador-pastor; la pastoral juvenil y la cultura actual; las claves espirituales del coordinador de pastoral, en torno a la Palabra; liderazgo, trabajo en equipo y proyecto; trabajo con la Biblia, el antiguo testamento y el cuadro de referencia son los temas centrales de la primera semana de formación.

“Gran parte de las sesiones formativas las hemos dedicado a conocer la organización interna de los equipos de pastoral, a saber interpretar mejor los pasajes de la Biblia, así como a hacernos conscientes de qué es lo que mueve a los jóvenes en la actualidad, para así poder acercarnos desde una perspectiva más atractiva y cercana a ellos. Otra gran parte la hemos dedicado a compartir experiencias de cada uno de los centros de los que provenimos, que unido a los tiempos de oración, eucaristía y momentos de sobremesa compartidos hacen de la formación algo realmente rico y enriquecedor”, explica Cristina.

Ya en la segunda semana, donde participan los educadores de la promoción de 2018, se trabajan otros temas que permiten profundizar en lo iniciado en el curso anterior, proponer actitudes y concretar propuestas en torno a la educación para el desarrollo, el Nuevo Testamento, la interioridad y celebración, el mensaje de Jesús y el misterio de Dios, los sacramentos, el estilo pastoral salesiano y la forma de comunicarlo en las redes sociales.

Germen de un atractivo trabajo en red
El programa formativo incluye la experiencia de orar juntos, compartir la eucaristía y la convivencia entre participantes “que genera después un trabajo en red muy bonito entre las casas, en donde se comparten iniciativas pastorales y materiales”, nos explica Txetxu Villota.

“Estamos agradecidos por haber tenido la oportunidad de haber vivido esta experiencia y con muchas ganas de poder llevar esta vivencia a nuestros claustros y a nuestros chicos y chicas en las clases, en los pasillos y en el patio, concluye Cristina, Ojalá podamos ser transmisores de fe, con alegría y sencillez, cada uno desde nuestra mejor versión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.