Hermandades Salesianas, reflejo del carisma de San Juan Bosco

Hablar de la celebración de la Pascua en clave salesiana evoca de manera natural a los encuentros juveniles que se celebran desde hace décadas por distintos puntos de España. Aunque es un escenario prioritario para los centros juveniles o las parroquias, esta opción no es la única manera de vivir esta época desde los ambientes salesianos. En el mundo de las Hermandades y Cofradías Salesianas (HHCCSS) este tiempo cristiano de conmemoración de la resurrección de Jesús ocupa un lugar privilegiado y son una apuesta que combina la devoción, la acción social y el protagonismo de los jóvenes.

Nacidas en su gran mayoría dentro de las Asociaciones de los Antiguos Alumnos de Don Bosco, con los cuales se mantiene una estrecha vinculación y compromiso, a lo largo del territorio se han desarrollado más de una treintena de entidades de fieles dependientes de la Archidiócesis correspondiente en cada provincia.

En lugares como Algeciras, Morón de la Frontera, Alicante, Málaga, Cádiz, Ciudad Real, Córdoba Jerez, Mataró, Huesca, Elche o Palma del Río, entre otras tantas localidades, se realizarán del 12 al 21 de abril las tradicionales salidas procesionales, con un volumen aproximado de unos 30000 hermanos.

“Como Corporación nacida del mismo seno de la Asociación de Antiguos Alumnos Salesianos, la Hermandad de Málaga ha manifestado desde su fundación su marcado carácter salesiano. El impulso apostólico, el servicio a las personas, la sencillez de las celebraciones, el deseo de estar presente entre los jóvenes y las familias humildes, el trabajo, la iniciativa y la profunda devoción mariana son aspectos de la espiritualidad salesiana que han calado hondamente en la cofradía”, comparten desde la Hermandad Salesiana malacitana sobre el origen y sentido de la misma.

“Por todas estas características el Provincial de los Salesianos en la época, Eusebio Muñoz Ruiz, concedió el título de ‘Hermandad Salesiana’ el 20 de junio de 1996 con el deseo de profundizar en la dedicación a los jóvenes y las clases populares, piedras angulares de nuestro carisma”, comparten sobre el eje sobre el que gira la vida de esta corporación que tiene su sede canónica en el Santuario de María Auxiliadora y su casa hermandad, justo enfrente, en la calle Eduardo Domínguez Ávila.

Este deseo por expandir el sentido de hermandad es lo que alentó el proceso de creación del Consejo Inspectorial de Hermandades Salesianas. “Las HHCCSS están representados por un consejo consultivo y organizativo, dependiente directamente del delegado de la Familia Salesiana y por consiguiente con el inspector. Y a su vez su coordinador, pertenece al Consejo Familia Salesiana de la Inspectoría María Auxiliadora”, explica Manolo Orellana Delgado, Coordinador de HHCCSS sobre la creación del Consejo Inspectorial de Hermandades Salesianas.

También hay espacio para la formación, el encuentro y el papel destacado de los jóvenes. Un ejemplo pudo vivirse el pasado mes de noviembre durante el 5º Encuentro Inspectorial de Hermandades Salesianas en el que se reflexionó sobre las necesidades y propuestas que se hacen desde las cofradías, bajo el lema “En Hermandad, los jóvenes primero”. Bajo este paraguas también es significativo el programa de actividades alrededor de acontecimientos que explican la vida de las mismas. Por ejemplo, en 2019 se cumplen los primeros 75 años de la Hermandad de las Palmas de Ciudad Real, con este motivo, la Junta Directiva abrió las puertas de la misma con un amplio abanico de charlas, tertulias, celebraciones, pregones y conferencias sobre lo que ha sido y sigue siendo la hermandad en la sociedad ciudadrealeña. Una mirada al pasado proyectándose al futuro.

Pero la vida plena de las HHCCSS no se ciñe únicamente a una estación de penitencia durante la Semana de Pasión o a los triduos y cultos propios del tiempo de Cuaresma. Caben destacar en su vida ordinaria las diferentes iniciativas centradas en la labor social. Ejemplos numerosos que pueden encontrarse en colaboraciones como las que realiza la Hermandad del Prendimiento de Córdoba con la Fundación Don Bosco a través del piso de emancipación “Miguel Magone” o el calendario de campañas solidarias de la Hermandad del Despojado en Cádiz, donde destaca la recogida de material escolar, juguetes, alimentos o ropa de abrigo, además de acercar la devoción a distintos colectivos presentes en residencia de ancianos, colegios o asociaciones. Pequeñas muestras de la vida plena de estas corporaciones salesianas que son reflejo del carisma de San Juan Bosco.

1 opinión en “Hermandades Salesianas, reflejo del carisma de San Juan Bosco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.