Integración y testimonio, el legado del Rector Mayor en Montenegro

Una breve visita, que duró menos de dos días; pero un encuentro rico en estímulos y señales, y con la presencia de una gran cantidad de niños, jóvenes y adultos de todas las nacionalidades, culturas y religiones que han estado involucrados. Durante la Visita de Animación del Rector Mayor, P. Ángel Fernández Artime, a la Obra Salesiana de Podgorica, en Montenegro, el X Sucesor de Don Bosco reiteró su mensaje de apertura e integración a las obras salesianas y animó a los salesianos a dar testimonio de su vida cristiana.

Don Ángel Fernández Artime llegó en la mañana del sábado 2 de junio al aeropuerto de la ciudad y recibió el homenaje de muchos jóvenes del centro juvenil de Podgorica, del inspector de Eslovenia – que depende la Obra de Montenegro – el P. Marko Košnik, Inspector. Estuvo presente también el P. Janez Potočnik, anterior inspector.

Una vez que llegaron a la obra salesiana, el Rector Mayor y su Secretario P. Horacio López participaron de una tarde de animación y arte a cargo de los muchachos del Oratorio. Al final de este alegre encuentro, don Ángel bendijo una nueva estatua de Don Bosco colocada a la entrada de la Parroquia Salesiana.

Más tarde se encontró con laicos que trabajan en la escuela salesiana, y les manifestó que la responsabilidad que realizan es más que un trabajo, es una misión que incluye profesionalismo y poner todo el corazón.

La primera jornada acabó con una velada festiva con la presencia de los salesianos, finalizando con las “buenas noches salesianas”. Durante el pensamiento de las «buenas noches», el Rector Mayor invitó a cultivar el respeto mutuo y la integración en la diversidad.

En el segundo y último día, el Rector Mayor se reunió con los salesianos que trabajan en Montenegro, junto con otros que trabajan en Eslovenia y en Albania, y conversó sobre el estado de la Congregación a nivel mundial y tuvo la ocasión para escuchar sobre la situación de la realidad de la Inspectoría eslovena. Indicó algunas pautas para los próximos años, exhortando a orar con los jóvenes y a profundizar la espiritualidad para dar testimonio con sus vidas, y no tener miedo al futuro.

Como culminación y final de su visita, Fernández Artime se reunió con la comunidad parroquial y concelebró la Eucaristía que fue presidida por el obispo emérito de Bar, el Salesiano Mons. Zef Gashi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.