Jóvenes de diferentes países reclaman combatir la discriminación a ritmo de hip-hop

Un grupo de jóvenes de la Plataforma de Educación Social Salesians Sant Jordi – PES Girona y su equipo de educadores, con la colaboración del Güell Espai Jove, han trabajado conjuntamente, a ritmo de Hip-Hop, con el videoclip ‘Tot ho podem canviar’ (Todo lo podemos cambiar), para reclamar la igualdad y la dignidad para todos. La grabación y la edición ha sido posible gracias a Ames Films.

Los jóvenes se expresan en el videoclip en catalán, castellano, francés y árabe, y se ha transcrito, traducido y subtitulado para mostrar la importancia de la riqueza cultural que aporta desde las diferentes lenguas y culturas.

‘Tot ho podem canviar’ (Todo lo podemos cambiar) se enmarca en el contexto de la iniciativa Neu, un proyecto socioeducativo de sensibilización sobre la diversidad y la realidad intercultural, desarrollado por Salesians Sant Jordi en Girona, Lleida, Mataró y Sant Boi de Llobregat. El proyecto Neu tiene como finalidad concienciar a las comunidades de referencia, y especialmente jóvenes, sobre la riqueza de una sociedad diversa y plural, fomentando modelos de cohesión social basados en la convivencia intercultural.

Proceso creativo del videoclip por parte de los jóvenes
En las primeras asambleas, el grupo de jóvenes se mostró muy motivado. Consideraron que uno de los medios más oportunos para llegar a la gente era crear un tema de hip-hop. Entendían el hip-hop como una herramienta reivindicativa que a lo largo de su historia ha servido para hacer una crítica a todo lo que no gusta de la sociedad y del sistema.

Una vez claro que el objetivo era un tema y un videoclip de hip-hop, el equipo educativo comenzó a buscar diferentes asociaciones y colaboradores con las que trabajar conjuntamente. Se hicieron varios talleres. Uno, para crear la base del tema teniendo en cuenta los gustos y preferencias de los jóvenes. El otro taller consistió en la composición de la letra del tema, también creada por los jóvenes. Para la grabación del audio, se utilizaron las instalaciones del Espai Marfà, con tres técnicos de sonido y dos colaboradoras, que fueron los profesionales que hicieron los talleres anteriores.

El videoclip se grabó en dos sesiones, contando con la colaboración desinteresada de un estudiante de la Escuela Universitaria Eram. Las diferentes localizaciones donde se grabó el videoclip son en los dos barrios donde se desarrolla el proyecto, Can Gibert del Pla y Santa Eugenia, ubicados en la ciudad de Girona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.