Juan Carlos Pérez Godoy, nuevo Consejero Regional: “Me entregaré con todas mis fuerzas a la misión que se me ha confiado”

El nuevo Consejero para la Región Mediterránea, Juan Carlos Pérez Godoy, escribió, por primera vez desde su nombramiento, una carta a todos los salesianos de la Región. Para el nuevo Consejero, esta es una oportunidad para presentar su visión de lo que le espera en el nuevo servicio: los talentos disponibles en la región, así como los desafíos a superar.

El primer pensamiento de Pérez Godoy es rezar y recordar a los salesianos que murieron a causa de COVID-19. “Confiamos al Señor a nuestros hermanos y a todos los que han partido a la Casa del Padre en otras Inspectorías de nuestra región y de toda la Congregación, en la esperanza del Señor Resucitado, para que gocen del prometido Paraíso con Don Bosco. Confiemos a nuestra Madre María Auxiliadora de los Cristianos a nuestros hermanos, parientes y amigos que están enfermos a causa de esta pandemia”.

D. Juan Carlos hace referencia a la experiencia del GC28, vivida hace poco tiempo: “Todavía tengo en mi corazón y en mi memoria los días que viví con los salesianos y con los jóvenes en el Capítulo. La presencia de los jóvenes, sus palabras, sus mensajes, sus testimonios, y todo aquello que nos pidieron fue una nueva ‘Carta escrita por Don Bosco desde Roma’. Es como si el mismo Don Bosco nos hubiera enviado a estos jóvenes por iniciativa propia para pedirnos: Vuelve a los orígenes, al primer amor; vuelve a estar entre nosotros”.

La Región Mediterránea, cuna de la Congregación, antes de mirar los desafíos, debe concentrarse en sus grandes riquezas. “Conscientes también de nuestras debilidades, iniciemos nuestro trabajo desde las grandes potencialidades de nuestra Región que son: la gente, los salesianos, los salesianos de todas las edades y condiciones, los laicos enamorados de Don Bosco, la Familia Salesiana que unida y en convergencia de intenciones y sinergia trabajamos por la educación y la evangelización de los jóvenes… Son la garantía de nuestro futuro”, expresa Pérez Godoy. Entre las riquezas peculiares que tenemos, está “la inmensa e inagotable riqueza de los lugares santos salesianos, como una fuente que irradia nuestra espiritualidad”.

También nos encontramos con los desafíos como “la fecundidad vocacional, la revitalización de nuestra vida consagrada salesiana la atención a los jóvenes más pobres y con mayor riesgo de exclusión, con particular atención a la inmigración, el horizonte misionero”.

Por otro lado, nos podemos olvidar el gran desafío de la sinergia, que se debe trabajar en varios ámbitos ya sea en el campo de la comunicación, en la formación, en la colaboración entre los Centros Nacionales de la Pastoral Juvenil.

Finalmente, el nuevo Consejero para la Región Mediterránea concluye: “Les aseguro que me entregaré con todas mis fuerzas a la misión que se me ha confiado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.