La contaminación asfixia el futuro de los jóvenes

La Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas, la Confederación de Centros Juveniles Don Bosco, Escuelas Salesianas, Misiones Salesianas, las ONGD Jóvenes y Desarrollo, Solidaridad Don Bosco y VOLS y el Centro Nacional Salesiano de Pastoral Juvenil lanzan el reto #PonteEnVerde en el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este 5 junio. Con ello, las organizaciones salesianas quieren que la Red se pinte de verde por el futuro de los jóvenes, por una ecología ambiental, económica y social; por una ecología de la vida cotidiana; #PonteEnVerde por una ecología guiada por el bien común y la justicia entre generaciones.

Los Salesianos y Salesianas de todo el mundo trabajan educando y formando a la juventud con el objetivo de que estos jóvenes disfruten de un futuro feliz. Sin embargo, ciertas «amenazas externas» pueden tener un grave impacto en su futuro. Una de estas amenazas es la contaminación atmosférica, tema central propuesto por la ONU para el Día Mundial del Medio Ambiente.

Diferentes estudios han demostrado que la contaminación del aire no sólo afecta a la salud física, sino también a la salud mental de las personas. La salud física y mental negativa puede tener una influencia adversa en muchos aspectos de la vida, incluidas las actividades cotidianas, las interacciones sociales y los logros educativos, especialmente para las niñas y los niños. Estas influencias los exponen a numerosos problemas sociales, que los llevan a la exclusión y a la explotación. Por lo tanto, la contaminación del aire está asfixiando literalmente el desarrollo y el futuro de las personas más jóvenes.

El Papa Francisco en Laudato Si señala que “la exposición a los contaminantes atmosféricos produce un amplio espectro de efectos sobre la salud, especialmente de los más pobres, provocando millones de muertes prematuras”. Con cerca de siete millones de muertes prematuras cada año a causa de la contaminación atmosférica, los efectos de la contaminación atmosférica son peligrosos y mortales.

Además, el Papa también nos recuerda que «los jóvenes exigen cambios y se preguntan cómo alguien puede decir que está construyendo un futuro mejor sin pensar en la crisis ambiental y los sufrimientos de los excluidos». Frente a la propagación masiva de la contaminación atmosférica en todo el mundo, la juventud de hoy están alzando la voz para exigir: No asfixies nuestro futuro.

Don Bosco Green Alliance, el colectivo de organizaciones salesianas para empoderar a los jóvenes en la lucha contra el cambio climático y la defensa de nuestra Casa Común, aprovecha la oportunidad del Día Mundial del Medio Ambiente para hacer que esta demanda de los jóvenes sea escuchada, tanto por la sociedad civil como por los responsables de la toma de decisiones. “En este contexto, los miembros de la la Familia Salesiana, apoyamos los esfuerzos de los jóvenes para construir un futuro mejor para ellos, creando un ambiente seguro y solidario y afrontando las amenazas que afectan a su futuro”, afirma Koldo Gutiérrez, director del CNSPJ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.