La fuerza de un abrazo

“Cada vez que abrazamos a alguien con gusto, ganamos un día de vida” Pablo Coelho.

Dicen los expertos que un niño necesita al menos 12 abrazos al día para sentirse querido, reunir fortaleza, ganar en seguridad, aumentar su confianza, mejorar su autoestima y sentir felicidad. Los niños necesitan estar en abrazos continuos.

Llevo tiempo observando la capacidad calmante que tienen mis abrazos, especialmente en alguno de mis hijos. Es increíble como el mayor caos, la gran intensidad sonora de un llanto o el nerviosismo más enrabietado, en algunos niños, puede detenerse, casi inmediatamente con un amplio abrazo. Y es que con los abrazos se liberan endorfinas, con lo que se atenúa el dolor o la rabia y esto produce en los niños una sensación de bienestar.

Pero el abrazo tiene que ser de unas determinadas características: amplio, suave, lento. Porque no basta con agarrar fuerte, ni rápido. Me refiero a un abrazo de esos con los brazos abiertos y el cuello haciendo hueco para que el pequeño se acurruque, se refugie como si estuviera en la cueva más profunda. Dicen los expertos que los abrazos deben de ser lentos, sentidos y durar al menos tres o cuatro segundos.

Los abrazos son un lenguaje universal. ‘Abrazar es juntar corazones’ es transmitir paz y serenidad. Equivalen a decir: “Te comprendo”, “Te quiero”, “Lo superaremos juntos”. Los abrazos, como lenguaje no verbal dicen mucho más que unas palabras y como seres sociales que somos los necesitamos para nuestro bienestar y nuestro desarrollo.

Es cierto que un abrazo no es tan indispensable como respirar para seguir viviendo. ¿Pero te imaginas la vida sin ellos? Estoy segura de que Mamá Margarita abrazaba a los muchachos que lo necesitaban y sus abrazos también apagaban los incendios internos de los chicos más afligidos. Y por supuesto para su hijo, sus abrazos debían ser el más preciado lugar en el que refugiarse.

A continuación, os dejo el cortometraje ‘Abrazo’ un premiado cortometraje alemán que muestra lo poderoso que puede ser tanto abrazar como dejarse abrazar. La banda sonora la pone en este caso ‘No hay paredes’ de Jesús Adrián Romero.

Un abrazo.

 

1 opinión en “La fuerza de un abrazo”

  1. Excelente artículo de Marta M. Peirat: sabe de qué habla por experiencia personal y lo cuenta bien por habilidad periodística profesional. Lo recomiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.