La respuesta salesiana a la “crisis sin precedentes” del coronavirus en India

“La segunda ola de COVID-19 en India, en particular en Delhi, es extremadamente violenta. Cada llamada telefónica que recibimos es una solicitud desesperada de ayuda o para informarnos de la muerte de alguien. Hemos perdido a muchos de nuestros amigos y familiares. Son pocos los que se encuentran en situación crítica, pero otros muchos sí que están contagiados”. El salesiano indio, don Biju Akkilettu, Ecónomo de la Provincia de Nueva Delhi, escribió una carta preocupante.

En los últimos días se han registrado en el país más de 400.000 casos y unas 4.000 muertes diarias, la cifra más alta registrada hasta la fecha en todo el mundo desde el inicio de la pandemia. En la capital, todos los hospitales están colapsados, no hay camas disponibles, la gente se amontona en los pasillos, falta equipo y oxígeno. Y si la violencia de esta ola está afectando a todos los tramos de edades, la población marginada es la que más está sufriendo: las familias pobres de los barrios marginales, los niños de los barrios periféricos, los que viven en la calle, los migrantes y las personas con discapacidad…

Don Akkilettu continúa: “Es una situación muy grave, estamos tratando de hacer todo lo posible para llegar a la gente de todas las formas posibles. A partir de las solicitudes de ayuda que recibimos todos los días y según nuestra evaluación, hemos elaborado un plan de acción de emergencia para apoyar a las personas vulnerables en este contexto de desastre sanitario”.

Incluso en la Inspectoría de Bangalore, la situación requiere el máximo esfuerzo: “BREADS”, la Oficina Inspectorial de Planificación y Desarrollo, tomó medidas en todos los niveles, entregando alimentos a domicilio a los enfermos en cuarentena, suministrando mascarillas, desinfectantes y equipo de protección personal a don Anil D’Sa, responsable de los Grupos y Movimientos Juveniles, y a todos los jóvenes voluntarios que junto a él, se comprometen a atender a los necesitados y a dar ayuda a las enfermeras y médicos en los hospitales de la ciudad, también apoyando económicamente a muchas familias que no pueden hacer frente a los gastos médicos u hospitalarios, o que han perdido al cabeza de familia debido a la pandemia; Además, también está planificando en colaboración con el municipio, un centro para pacientes con COVID-19 en los barrios marginales de Lingarajapuram.

Todo esto, mientras muchos salesianos, jóvenes y trabajadores de salesianos dieron positivo en los test del virus, necesitando, por tanto, cuidados.

Finalmente, también la Inspectoría de Hyderabad, la Oficina Inspectorial de Planificación y Desarrollo “Bosco Seva Kendra” preparó un vasto programa de ayuda para hacer frente a la “crisis sin precedentes” que ha afectado al país. El proyecto prevé entregar alimentos precocinados y saludables a 5000 hogares (4 personas por cada hogar); suministros alimentarios (cereales, aceite, galletas, sal…) y kits de higiene (pañuelos, mascarillas, desinfectantes…) a 2000 familias; botiquines médicos (inhaladores, termómetros, vitaminas…) y paquetes de nutrientes (alimentos y bebidas energéticas) para 1.500 familias; y 1.000 kits específicos para embarazadas y madres recientes.

Para más información y colaboración, visite:

Emergencia India

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.