La salesiana Alessandra Smerelli, nueva subsecretaria del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral

Apreciada economista, Sor Alessandra Smerilli, de 47 años, religiosa de las Hijas de María Auxiliadora (FMA), ha sido llamada para desempeñar una nueva tarea a partir de hoy. El papa Francisco la ha nombrado subsecretaria del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral para el sector de Fe y Desarrollo. En su currículum destacan un doctorado en Economía Política en la Universidad La Sapienza de Roma y un doctorado en Economía en la Universidad East Anglia de Nowrich (Gran Bretaña).

 

También es profesora de Economía Política en la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación «Auxilium» de Roma. Su compromiso con la Iglesia la ha llevado a formar parte del Comité Científico y Organizador de las Semanas Sociales de los Católicos; desde 2019 es Consejera de Estado del Vaticano y desde marzo de 2020 coordinadora del Grupo de Trabajo de Economía de la Comisión Vaticana para la COVID-19, creada por el papa Francisco. Entre sus libros: «Economía de la mujer. De la crisis una nueva temporada de esperanza».

 

Pregunta.- ¿Cómo ha recibido este nombramiento y con qué espíritu emprende este nuevo servicio?

Respuesta.- Sinceramente, me sorprendió un poco este nombramiento porque llegué a trabajar aquí, en este Dicasterio, como colaboradora de la Comisión para la COVID-19. Pensé que era un trabajo temporal, pero llegó este nombramiento y me sorprendió. Trabajando aquí me he dado cuenta de lo hermosa que es esta misión del Dicasterio y de lo mucho que llega al mundo entero. Me siento agradecida al Santo Padre y al Prefecto de mi Dicasterio, el cardenal Turkson, a todos los que trabajan en él y que muestran su confianza en mí. Espero poder aportar mi granito de arena.

 

Pregunta.- Usted, como subsecretaria, se ocupará en particular de Fe y Desarrollo. Como economista, ¿qué contribución puede hacer a este nuevo compromiso?

Respuesta.- Creo que el trabajo académico que he realizado hasta ahora puede ayudarme tanto en mi conocimiento del mundo económico como en mi conocimiento de los economistas de todo el mundo. También creo que la misión del Dicasterio, en particular en la sección de Fe y Desarrollo, es acompañar a las Iglesias locales y traducir así, en términos pastorales, los conocimientos y competencias económicas que hay. Espero poder aportar mi contribución en términos de competencia y colaborar con todos para unir el Evangelio y la economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.