Las escuelas salesianas profundizan junto a Victor Küppers en la psicología positiva

Durante la mañana del 29 de abril tuvo lugar la quinta edición del encuentro inspectorial de directores de escuelas salesianas de la Inspectoría María Auxiliadora. En esta ocasión la cita online sustituyó al tradicional encuentro en enclaves de años anteriores donde los participantes se encontraban en la Casa de Ejercicios San José de El Escorial. La distancia física no fue un inconveniente para más de un centenar de participantes de las diferentes escuelas salesianas de Andalucía, Aragón, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Extremadura y Región de Murcia que fueron recibidos por el mensaje de agradecimiento del inspector Ángel Asurmendi, el delegado de Pastoral Jordi Lleixà y el coordinador de Escuelas, Miguel Canino. «Gracias por vuestro esfuerzo durante todos estos meses para salir adelante con esperanza desde las escuelas salesianas», compartían como punto de partida de la sesión.

El momento central del encuentro sirvió para profundizar en el desarrollo del Proyecto Inspectorial de Escuelas de la mano de Victor Küppers, uno de los formadores más prestigiosos del panorama internacional, donde sus conferencias sobre motivación y ventas son escuchadas por miles de personas. Su visión estuvo dirigida en esta cita a la “alta dirección” de los centros educativos salesianos que se reunían para avanzar en el conocimiento, compartir, reflexionar y proyectar juntos.

«La psicología positiva aporta ideas para no perder la esperanza», explicaba sobre la manera de enfocar las dificultades. A través del cuento de los dos lobos insistió en la importancia de no alimentar el desánimo. «La actitud es una elección. No tiene sentido esperar que todo vaya bien para tener ánimo. Tenemos que poner nuestra mejor actitud, porque de esa manera influimos en que todo salga adelante de mejor manera», insistía. «Si pierdes el ánimo pasas a ser una persona del montón y un profesional mediocre. El ánimo es lo que nos mueve”.

Küppers, licenciado en Administración y Dirección de Empresas y Doctor en Humanidades, aportó su visión como formador y conferenciante y desde las aulas, gracias a su experiencia en la Universidad de Barcelona y en la Universidad Autónoma de Barcelona. Anteriormente trabajó como vicepresidente de Barna Consulting Group y Research Assistant de IESE. Durante su discurso insistió en la actitud frente al problema recorriendo un camino desde la serenidad para aceptar lo que no está en nuestras manos, optando por ser una persona agradecida, siendo proactivos con el entorno, disfrutando de las pequeñas cosas y reflejando la calidad humana.  «Sois personas que ayudáis cada día a otras personas. Eso es un regalo. Necesitamos buenas personas en el entorno», comentaba. «No hay que hacer cosas extraordinarias. Hay que hacer cosas ordinarias de manera extraordinaria gracias a la calidad humana», resumía a través de diferentes anécdotas vitales.

Su intervención se cerró citando a Santa Teresa de Calcuta: “Que nadie llegue jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz”.

Posteriormente los participantes tuvieron ocasión de dialogar con el ponente y profundizar  con un momento de trabajo por grupos para la concreción sobre algunos aspectos que marcan la vida de los centros y el necesario cuidado de las personas.

El encuentro se cerró conociendo el estado del trabajo del Área Pedagógico – Pastoral, en relación al modelo de persona, sistema preventivo y Proyecto educativo, al Área de Personas, sobre el perfil del educador y la nueva plataforma de Recursos Humanos, y el lema pastoral que acompañará al objetivo inspectorial para el próximo curso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.