Las Plataformas Sociales Salesianas contribuyen con sus proyectos a la igualdad de oportunidades para niñas y mujeres

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que conmemora la lucha por su participación e igualdad de oportunidades en la sociedad, la red de Plataformas Sociales Salesianas se ha unido una vez más para reivindicar los derechos de las niñas y mujeres que luchan cada día para lograr un mundo en el que ser mujer no sea un obstáculo añadido, y para denunciar las desigualdades, los abusos y las injusticias que sufren cada día, sobre todo las que se encuentran en situación de mayor riesgo o vulnerabilidad.

Desde su creación, las Plataformas Sociales Salesianas han desarrollado, entre otras iniciativas, servicios específicos para el desarrollo integral de niñas, jóvenes y mujeres y en favor de la igualdad. A través de proyectos de alfabetización, formación y acompañamiento, de inserción sociolaboral específicos para mujeres y de acogida para familias monomarentales y mujeres víctimas de violencia machista, se dan respuesta a necesidades concretas como la falta de autonomía económica u otras situaciones de riesgo social como la trata de personas, la violencia de género o la exclusión derivada de procesos migratorios.

Estas iniciativas y proyectos han ido calando en nuestras realidades, nuestros barrios, nuestras presencias y un ejemplo de todo ello lo tenemos en “Malaikas” de la Fundación JuanSoñador, “Entre Mujeres” de la Fundación Valsé, “+Mujer” de Asociación Valponasca o el programa de acompañamiento y orientación de la Fundación Don Bosco, que son algunos de los programas donde se acompañan a mujeres migradas en su integración sociolaboral ofreciéndoles un espacio que facilite la convivencia entre ellas.

En particular, en A Coruña, el proyecto “Círculos de Mujeres” de JuanSoñador nos presenta un grupo de mujeres diversas que lideran un proyecto piloto de asociacionismo de mujeres migrantes con el objetivo de reafirmar las alianzas creadas en años anteriores como participantes en las actividades de empoderamiento feminista de Malaikas. Estas mujeres, acompañadas por una educadora de la fundación, están generando sus propias propuestas de participación ciudadana con el objetivo de incidir en la realidad social y transformarla. Para el Día de la Mujer han redactado un manifiesto en el que las Plataformas Sociales Salesianas se han inspirado para su nueva campaña “siendo altavoz de las verdaderas protagonistas de nuestros proyectos”. Con esta acción se pretende lanzar un mensaje de esperanza, empoderamiento y compromiso: En las Plataformas Sociales Salesianas, #JuntasSomosMásFuertes.

También existen varios programas para fomentar la empleabilidad del sector femenino, potenciando e impulsando su autonomía y empoderamiento en los ámbitos social, cultural y laboral, como “+Mujer” de Asociación Valponasca o los programas “Tú Puedes” e “Inserta-t de Fundación Mornese.

Otro ejemplo del trabajo específico con mujeres en las plataformas sociales lo encontramos en la PES La Mina de Salesians Sant Jordi, donde ofrecen programas de Materno-Infantil, cuya finalidad es apoyar a mujeres para asumir la función maternal de forma adecuada a través de recursos concretos que les permitan hacer una labor adecuada en el crecimiento y maduración de sus hijos y vivir la maternidad desde una perspectiva positiva.

También se desarrollan proyectos de educación para la igualdad, de fomento de la participación de las mujeres y de sensibilización de la sociedad frente a la problemática de la desigualdad. Uno de ellos es el programa “Gritando al mundo” y “Berrando ao mundo” de la Fundación JuanSoñador, un proyecto de intervención con adolescentes y jóvenes para el fomento de la igualdad de género. Otro es el programa “Aurrera” de Fundación Boscos que tiene como objetivo la eliminación de estereotipos sexistas y de prejuicios y comportamientos discriminatorios. Y en la Federación Pinardi, los chicos y chicas de secundaria de Paseo de Extremadura y Fuenlabrada trabajan desde el inicio de curso, a través del proyecto “Igualdades”, la afectividad, las relaciones afectivo-sexuales y la igualdad de género además de actividades para identificar situaciones de desigualdad que sufren las mujeres hoy en día.

Además en la Fundación Don Bosco se trabaja con mujeres exreclusas y se mejora sus capacidades formativas a través de itinerarios personalizados de orientación y formación en competencias transversales y técnicas, facilitando la inserción laboral.

En la Fundación María Auxiliadora se desarrolla el programa “Xarxa la finestra”, un proyecto de aprendizaje en red que promueve la igualdad de género y la inserción sociolaboral de mujeres en situación de riesgo y exclusión social. Otro programa que va en la línea de la participación y empoderamiento de la mujer es «Mujeres transformadoras de su entorno» de la Fundación Don Bosco. También el reciente programa de la Fundación Mornese, “Des-igual”, propone una serie de actividades para la prevención y sensibilización de violencia de género en adolescentes.

La Asociación Valponasca celebrará el mes de la mujer en León con “EmpoderArte”, un programa donde se desarrollarán actividades dirigidas al empoderamiento de las mujeres a través de la expresión artística, generando así espacios de encuentro e intercambio de inquietudes y saberes que permitan el desarrollo de las competencias personales. Se pretende así fomentar la igualdad de género, el autoconocimiento y el apoyo mutuo.

En las plataformas sociales salesianas también existen recursos residenciales como el “Hogar Sor Eusebia” de la Fundación Canaria Maín o el “Piso Maín” de FISAT, que está destinado específicamente a chicas de 18-25 años que han finalizado medidas de protección en centros residenciales y que necesitan apoyo socioeducativo integral para desarrollar su proyecto de autonomía individual.

En la Federación Pinardi se hacen diferentes actividades para trabajar con las personas destinatarias de los proyectos, un trabajo específico por parte los educadores y educadoras de la entidad para que el mensaje de un día tan especial llegue también a las personas con las que trabajan. Hablamos, por ejemplo, del grupo de mujeres “Paseando-té” de la Plataforma Social Valora, enmarcado dentro del proyecto “Barrios”, configurado como un espacio de promoción integral de la salud en el que las mujeres comparten experiencias de vida y crean alianzas que generan una nueva forma de afrontar la vida. También en la Plataforma Social de Pan Bendito de Pinardi encontramos sesiones de género e igualdad de oportunidades donde se trabaja con mujeres jóvenes la salud y la sexualidad, con perspectiva de género teniendo como base la guía de experiencias metodológicas para agentes “Empoderar-T: género, salud y sexualidad”. En esta plataforma social también existe un espacio de reflexión grupal para mujeres, de distintas procedencias culturales y étnicas en el que se propone un tema a trabajar y sobre el que participar y reflexionar acompañadas por profesionales.

Con la campaña “Juntas somos más fuertes” y todas las acciones que hacen durante todos los días del año, las plataformas sociales salesianas quieren promover un cambio de mentalidad y colaborar en la transformación de la realidad social y política, potenciando una cultura de acogida, de respeto, de generosidad, de justicia y feminista y manteniendo el compromiso de ser entidades referentes en Igualdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.