“Las Posadas”, primer anuncio de la Navidad

En el comienzo de la Navidad la parroquia Salesiana de Alcalá de Henares celebra la fiesta de “Las Posadas”, una tradición de algunas naciones latinoamericanas. Miembros de la parroquia de Alcalá de Henares americanas lo viven intensamente en esta presencia salesiana.

La Parroquia de San José de Alcalá de Henares está encomendada a la Comunidad Salesiana desde el origen. Está ubicada en un barrio periférico, cerca del Río Henares, en la zona llamada “Nueva Alcalá”.

La población, unas 10.000 personas, religiosamente podemos decir que es indiferente. Pero siempre ha destacado un grupo animoso, fiel y entusiasta de feligreses.

Desde hace tres años se viene celebrando, con los niños y familias de Catequesis, la fiesta de “Las Posadas”, una tradición muy propia de algunas naciones latinoamericanas. Los inmigrantes la añoran y reclaman. Como toda tradición tiene su “ritual” de desarrollo. Aquí hacemos una adaptación, según posibilidades.

La fiesta o procesión de las Posadas se inicia en el Centro Educativo “Las Naves”, Obra salesiana y residencia de estos. De allí parten los personajes principales: María (embarazada), José, paisanos de la época, como vemos en los belenes. También la Anunciación, la Visitación hasta el inicio de viaje a Belén. Para ello se realiza un corto que protagonizan los niños que harán la Primera Comunión en este curso.

El “viaje” se convierte en una fiesta y se hace por las calles del barrio. Se agradece que vayan disfrazados de pastores, reyes, ángeles, santos, campesinos… y cualquier personaje que quiera ir a Belén. La convocatoria en abierta: a todo el que quiera cantar villancicos, tocar algún instrumento o poner un poco de alegría para despertar al barrio. Este año, ¡hasta Don Bosco se nos unió!

Se va pidiendo posada en diversos comercios, en el centro comercial, lugares significativos del barrio, hasta llegar a la Parroquia. Esta abre las puertas, festiva y acogedora, para que asistan todos al anuncio del Nacimiento de Jesús y a la adoración de los pastores y los reyes.

Se termina con alguna canción festiva, una oración, y “palabrita” según la tradición salesiana de “Buenas Noches” (un pensamiento simpático que da sentido a lo realizado) y visita al Belén de la Parroquia (¡este año nos han dado el primer premio de la ciudad); para los niños sigue una “Piñata”.

“Las Posadas” es una acción excelente de primer anuncio para los alejados, fríos e indiferentes. Es sencilla de preparar y de ejecutar; muy plástica, narrativa y atractiva, con cambios de escenario y movimiento, adaptado a todos los públicos y corazones. Recomendable de manera especial en las parroquias con población de inmigrantes latinoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.