Los Salesianos y las Salesianas se movilizan para ayudar a las víctimas del Ciclón “Idai” en Mozambique

Aunque las cifras oficiales todavía se están actualizando, la situación sobre el terreno se describe como “aterradora”: ya se han registrado más de 200 víctimas, pero las estimaciones suben a más de un millar. Después de semanas de lluvias torrenciales e inundaciones, una gran zona entre Mozambique, Zimbabwe y Malawi ha sido afectada por el ciclón “Idai”.

De los tres países afectados por la furia del ciclón, Mozambique es probablemente el país más afectado. La ONU estima que hasta 1,7 millones de personas se encontraban en el recorrido del ciclón a su paso por este país. Unas 900.000 en Malawi y 15.000 afectados en Zimbabue.

Las comunidades de los Salesianos y de las Hijas de María Auxiliadora de Mozambique, aunque no tienen casas en el epicentro de la tragedia, se movilizan para ayudar a las víctimas con alimentos, ropa y artículos de primera necesidad, así como con oraciones. Y se coordinan con las agencias internacionales y la iglesia diocesana para hacerlo.

En la ciudad costera de Beira, el 90% de los edificios están destruidos o dañados, mientras que la mayoría de la población está desplazada. Los daños graves también forman parte del hospital y de las vías de acceso más importantes a la ciudad. El puerto funciona parcialmente, esto permite la llegada de la ayuda por el mar. Otras provincias centrales de Manica, Zambezia y Tete, así como parte de la provincia septentrional de Niassa, también se han visto afectadas por las inundaciones. Muchas de las aldeas del interior permanecen aisladas e inaccesibles al rescate.

El Presidente Filipe Nyusi, quien sobrevoló Beira y las provincias de Manica y Sofala en helicóptero, quien declaró a Radio Mozambique que “es un desastre de grandes proporciones” y testificó que “pueblos enteros han desaparecido, muchas comunidades están aisladas y los cuerpos flotan en el agua”.

El Arzobispo de Beira, Mons. Claudio Dalla Zuanna, emitió un comunicado en el que daba testimonio de la gravedad de la situación y anunciaba la preparación de un programa de ayuda a la población: “Como iglesia diocesana, a través de las parroquias y de Caritas, estamos activando un plan de emergencia para responder a las necesidades más urgentes”.

También en Zimbabue la situación es grave. Se tienen al menos un centenar de muertos y más de 200 desaparecidos. Los daños a las viviendas y a la infraestructura son siempre graves y las primeras estimaciones son que más de 900 edificios han sido destruidos. La región de Chimanimani es una de las más afectadas, muchas zonas también son inaccesibles a los helicópteros, lo que dificulta mucho el rescate.

También en el centro y al sur de Malawi, el ciclón y las inundaciones han causado daños considerables, con docenas de muertos, más de 500 heridos y más de 140.000 desplazados en 13 distritos. Los más afectados fueron las zonas de Chikwawa, Zomba, Balaka, Machinga, Dedza y Ntcheu.

En la redacción de salesianos.info recibimos información a través de Ángel Miranda, salesiano que colabora hace varios años con los salesianos de aquel país. “Nos cuentan nuestros hermanos en Mozambique que no ha habido daños en casas salesianas y pueden así movilizarse para ayudar a las víctimas. Médicos sin Fronteras (MSF), ONG especializada en cubrir emergencias por catástrofes naturales y a la que pertenece un antiguo cooperante Jóvenes y Desarrollo, se ha movilizado para ayudar en todo el tema sanitario. Un equipo de MSF se ha desplazado hasta el país africano para actuar lo antes posible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.