Más de 9 millones de niños y niñas viven una infancia encadenada

Pyalo tiene siete años y es una niña ‘bonne’. Trabaja en el servicio doméstico para una familia rica de Togo. Pyalo fue vendida a una mujer que prometió cuidarla y enviarla al colegio. La realidad es que la niña cuida de toda la familia, hace la comida, va al mercado… y cuando llega la noche duerme en el suelo de la cocina. Si su ama considera que las cosas no están bien hechas la pegan con una vara y no puede salir de casa sin avisar. Esta la infancia encadenada de Pyalo.

Al otro lado del mundo, Noel hace ladrillos en una fábrica de Passor sin ni siquiera ira al baño; Abidemi trabaja en un campo de cacao de Costa de Marfil, Jefferson trabaja doce hora al día arreglando y limpiando zapatos de los transeúntes, Malick pasa el día en las calles de Dakar mendigando, es un niño talibé… Y así hasta nueve millones de niños y niñas en todo el mundo que trabajan en condiciones de esclavitud.

“Los niños y niñas son una mano de obra barata y sumisa. Desconocen sus derechos, son apartados de sus familias, no se quejan y no tienen herramientas para enfrentarse a sus explotadores”, explica Ana Muñoz, portavoz de Misiones Salesianas. Las causas de la esclavitud infantil tienen que ver con la falta de oportunidades, la pobreza, la falta de educación y la escasa voluntad política. “También la demanda de mano de obra barata y de ahorrar costes para vender productos más baratos”, añade Muñoz.

Los misioneros salesianos se enfrentan cada día a esta dura realidad y trabajan para que estos niños, niñas y jóvenes tengan una oportunidad para educarse y formarse y que puedan transformar su vida.

En el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil, que se celebra el 16 de abril, Misiones Salesianas lanza la campaña Rompe sus Cadenas para dar visibilidad a estos menores y pedir a la comunidad internacional compromisos claros para acabar con la esclavitud del siglo XXI.

Imagen: Save the Children

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.