Misioneros en el XXIII Curso de Capacitación Pastoral Misionera Continua

Un grupo de 34 misioneros: 13 Hijas de María Auxiliadora, 2 religiosas franciscanas y 19 Salesianos de Don Bosco participan de esta formación en Roma.

En el grupo 4 misioneros españoles: Juan Carlos Ingunza, Isabel Carmona, Mercedes Jurado y Gaspar Morán. Un buen grupo que proviene de todos los rincones del mundo (India, Congo, Camboya Argentina, Siria, Reino Unido, Italia, España, Filipinas, Brasil, etc.) para un curso que ayuda a mantener la palabra del Papa Francisco: “somos misioneros de una Iglesia “en salida”… ¡De hecho, somos misión como la Iglesia es Misión”.

El recorrido formativo que se desarrolla durante tres meses en la Universidad Pontificia Salesiana de Roma (UPS), parte de las fuentes del carisma en Valdocco y Mornese. Allí, en Turín el pasado 29 de septiembre, algunos de los participantes recibían la cruz misionera y con ella enviados a todo el mundo en la 150 Expedición Misionera de la Familia Salesiana. “Partimos también de una experiencia de espiritualidad profunda con los ejercicios espirituales en la “Fraterna Domus” de Sacrofano, cercana a Roma, y oasis de naturaleza, que nos invita espontáneamente a la oración y la profundidad”, afirma Liliane Kaputo, FMA participante en la formación, y continúa: “Tiempo para el silencio, la meditación y la contemplación, pero también para expresar la vida compartida en fraternidad, el mutuo y recíproco conocimiento en la diversidad de vocaciones eclesiales. Todo nos prepara para la misión”.

Ya en Roma han conocido y acudido, como peregrinos, a distintos centros de espiritualidad: San Francisco de Asís, Catalina de Siena y San Benito en Subiaco. “La peregrinación no solo nos motiva, sino que la atmósfera de oración y reflexión vivida y compartida de manera casi espontánea, nos invita a hacer y entrar en comunión con estos grandes santos de la Iglesia, cada uno en su tiempo. La entrega de tantos mártires romanos que nos recuerda nuestra visita a las Catacumbas de San Calixto y, sobre todo, recorriendo de nuevo los pasos de San Pablo y la visita a las Excavaciones de la Tumba de S. Pedro en el Vaticano nos permite entrar en armonía con una Iglesia de mártires, una Iglesia en minoría y una “Iglesia en salida”.

Han mantendio un encuentro con el papa Francisco, el gran profeta de hoy, en una audiencia semanal de los miércoles. “Hemos podido sentirlo tan de cerca, sentirnos en comunión profunda con él y sentirnos obligado, urgidos y también enviados como misioneras y misioneros, por el compromiso de sus gestos y palabras… Cuánto nos ha enriquecido conocer la Comunidad de Sant Egidio: laicos comprometidos a promover y elevar la VIDA de los migrantes pobres y excluidos de la sociedad …”.

Los participnates corroboran que fue un momento de riqueza espiritual y un lugar de renovación de nuestro compromiso misionero, respaldado por muchas experiencias presentes y pasadas del testimonio y ejemplo de una Iglesia samaritana, misionera, peregrina y “en salida”.

Más de 200 horas de formación, con expertos de diversas materias importantes para el compromiso, “miles de archivos (y no solo fotos) en las memorias USB, que no puede destruir ningún virus informático, porque estará sobre todo en nuestro corazón, y que nos servirá en nuestros diversos “campos de misión”. Gracias damos a todas y todos los que en nuestras Congregaciones han hecho posible esta experiencia, que nosotros hemos vivido y compartido intensamente y que nos sirve para re- cargar nuestra vida. Los desafíos siguen siendo muchos, pero estamos seguros de que después de esta recarga, vamos con más entusiasmo y confianza. ¡Somos todos MISIÓN!”, finaliza la propia Liliane.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.