Misiones Salesianas entrega más de 37.000 mascarillas FFP2 a los sanitarios para luchar contra el coronavirus

La iniciativa se puso en marcha con la campaña ‘Vamos a superarlo juntos’. A partir de ahora, y para seguir paliando los efectos de la pandemia en el mundo ofreciendo ayuda a los más necesitados, Misiones Salesianas ha lanzado la campaña ‘Más unidos que nunca’.

La iniciativa solidaria partió para ayudar a los profesionales de la Sanidad en los momentos más duros de la pandemia en España. El elevado número de médicos y enfermeras contagiados por la COVID-19 nos animó a querer cuidar a quienes nos cuidan. La campaña ‘Vamos a superarlo juntos’ ha permitido, por primera vez en la historia de Misiones Salesianas, ofrecer también ayuda en España, y lo ha hecho en Madrid, la provincia más afectada por la pandemia.

La empresa Wottoline ha sido el colaborador para poder traer las mascarillas FFP2 de China, algo que ha sido posible gracias a la generosidad y a la solidaridad de cientos de donantes, trabajadores y amigos de Misiones Salesianas. El cargamento de mascarillas, antes de su entrega a la Comunidad de Madrid, pasó un estricto control de trazabilidad en un laboratorio para certificar su calidad. En estos días las mascarillas están repartiéndose por los centros sanitarios madrileños.

Por otro lado, durante los casi tres meses que llevamos de emergencia sanitaria mundial, Misiones Salesianas ha contribuido con más de 500.000 euros para casi una treintena de países con el fin de atender las necesidades más graves como consecuencia de la pandemia global. Sin embargo, se necesita más apoyo para poder dar respuesta a más personas y a más países. Por este motivo, lanzamos la campaña ‘Más unidos que nunca’.

Las necesidades que llegan de los misioneros salesianos de todos los continentes superan ya los seis millones de euros para apoyar a los más vulnerables y la solidaridad salesiana a nivel mundial ya ha destinado más de tres millones de euros. Comida y kits de higiene son los principales productos para paliar las consecuencias de la pandemia a la que el mundo se está enfrentando.

El confinamiento en los hogares y las medidas estrictas para controlar los contagios han dejado a los más vulnerables al descubierto y sin recursos. “Personas que trabajaban en la economía informal, migrantes, refugiados, menores en riesgo… son las personas que necesitan más apoyo, porque no tienen acceso a necesidades básicas como los alimentos, las medicinas o artículos de higiene”, explica José Antonio San Martín, director de Misiones Salesianas. Por este motivo, “las personas más pobres son, una vez más, las que más están sufriendo las consecuencias de esta enfermedad. Están recurriendo a nosotros y necesitan nuestro apoyo, así que no queremos dejar a nadie atrás”, denuncia José Antonio San Martín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.