Naciones Unidas escucha a las «Chicas sin nombre»

Naciones Unidas aplaude el testimonio de las ‘Chicas sin nombre’ y alaba el trabajo salesiano para sacarlas de las calles gracias a la educación en un acto celebrado el viernes 22 de junio en Ginebra.

Misiones Salesianas, en colaboración con el Instituto Internazionale Maria Ausiliatrice (IMMA), Vides Internazionale y Jugendhilfe Weltweit, organizó el pasado viernes en el Palacio de las Naciones Unidas un exitoso evento dentro de la 38 sesión del Consejo de los Derechos Humanos que tiene lugar en Ginebra. El objetivo era dar visibilidad a las menores más vulnerables que se ven abocadas a la prostitución para poder sobrevivir. Gracias al documental ‘Love’ y al testimonio por videomensaje de una joven que dejó las calles de Freetown para ser la protagonista de su vida y aprender un oficio, los Salesianos mostraron los éxitos que puede proporcionar la educación en países como Sierra Leona, Benín e India, donde la prostitución infantil está muy extendida.

Con el título ‘Girls with no name’ (Chicas sin nombre), y a través de los testimonios de una joven rescatada por los Salesianos de ejercer la prostitución en las calles de Freetown, de una experta en infancia del IMMA y Vides, y del misionero salesiano Jorge Crisafulli, en el ‘side event’ se expresaron las buenas prácticas con la que se consigue rescatar a las menores de las calles de Sierra Leona, Benín e India, entre otros países, y ofrecerles un futuro a través de la educación.

El evento, patrocinado por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas y por más de una decena de países, contó con la presencia de representantes de más de una quincena de países y delegaciones del Consejo de Naciones Unidas, que aplaudieron las intervenciones y mostraron su apoyo al trabajo que las organizaciones salesianas realizan en el mundo con los menores y jóvenes más vulnerables gracias a la educación y a la enseñanza de un oficio.

La primera dama de Sierra Leona, Fatima Maada Bio, viajó desde el país africano para participar en el evento. En su intervención agradeció el trabajo que hacen los Salesianos en el país a través de la obra Don Bosco Fambul y aseguró que sería una de sus preocupaciones la temática del evento y que apoyará todo cuanto esté en su mano en el nuevo gobierno que acaba de resultar elegido.

Como el problema de la prostitución infantil se manifiesta a nivel mundial,  tanto el misionero salesiano Jorge Crisafulli como Elisabetta Murgia, representante de IIMA y Vides, explicaron de una manera clara cómo se trabaja en Sierra Leona, Benín e India para combatir esta lacra, apoyados por las intervenciones de dos expertos de Naciones Unidas.

Jorge Crisafulli habló del trabajo desde la prevención y el cariño incondicional: “En Don Bosco Fambul se les hace ver que la situación en la que se encuentran estas chicas no es su culpa, que pueden empezar de nuevo, soñar con un futuro mejor y hacer realidad su sueño porque son únicas, maravillosas y una obra de arte hechas por Dios”.

Los asistentes al acto aplaudieron cada una de las intervenciones y agradecieron que se hablara de este grave problema de la infancia en el foro que vela por los Derechos Humanos en el mundo. El evento ha logrado aumentar la conciencia y sensibilizar a nivel internacional dando visibilidad, nombre y voz a las menores más vulnerables en situación de prostitución.

Las conclusiones del evento para un cambio social profundo en la situación de estas menores en el mundo fueron:

  • Ver a estas niñas no como problema, sino como menores que tienen derechos.
  • Educación y sensibilización a las familias y familias extendidas para su reintegración.
  • Reeducación de los hombres sobre las actitudes y el trato a la infancia y a las mujeres.
  • Trabajo y sensibilización con las fuerzas de seguridad sobre esta problemática.
  • Procesamiento penal de los agresores, explotadores y mafias que se lucran de las menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.