Opinion : José Miguel Burgui Ongay

Caminando por la calle, tropecé con un señor desconocido en una esquina y todo porque ambos íbamos absortos con el móvil. Una servidora le pidió mil disculpas, “perdón, perdón, no le había visto”. Ya en casa, en el largo y estrecho pasillo, tropecé con mi hijo y le grité: “torpe, quítate, mira bien por donde…

JOSÉ MIGUEL BURGUI ONGAYCategorías José Miguel Burgui OngayPublicado el Etiquetas