Orlando González, director de CCS: «Don Bosco estaría hoy en las redes para atraer y orientar a los jóvenes»

En 1944, los salesianos fundaron en Madrid la “Casa del Boletín Salesiano”, con un Centro Catequístico y la Editorial SEI (Sociedad Editora Ibérica). Era el germen de la que, a partir de 1994, sería Editorial CCS (Central Catequística Salesiana). Hoy, 75 años después, aquel proyecto sigue evangelizando en los más diversos ámbitos, incluido el de la comunicación social. Desde hace cinco, lo hace bajo la dirección Orlando González González, SDB, animado por el compromiso de Don Bosco con los jóvenes… en las escuelas, los libros o las redes.

Editorial CCS cumple 75 años “al servicio de la educación y la fe”. ¿Qué cuesta hoy más, educar o creer?

Educar. Creer no cuesta, es pura gracia y te encuentras viviendo en ella y de ella. Educar, en cambio, requiere aunar voluntades con el objetivo de ayudarse a crecer como personas libres y con sentido crítico, capaces de comprometerse con el bien de todos, sin sucumbir a la presión del más fuerte. Hablo desde mi experiencia de profesor-educador, pero cualquier madre o padre te puede decir lo que cuesta educar…

¿Sigue siendo la catequesis la razón de ser de la Editorial CCS?

La catequesis, como compromiso por que el Evangelio tenga resonancia en la vida de las personas, es la razón de ser de la Iglesia, de los salesianos y también de Editorial CCS. Los medios son múltiples. Aquí lo hacemos con publicaciones y revistas como ‘Catequistas’ o ‘Misión Joven’.

¿Qué lugar ocupa Editorial CCS en la propuesta evangelizadora salesiana?

Los salesianos somos “evangelizadores de los jóvenes” en escuelas profesionales, colegios, parroquias, seminarios, centros juveniles, escuelas universitarias, actividades deportivas y de tiempo libre, acogida y acompañamiento de niños y jóvenes en riesgo, plataformas sociales, misiones, voluntariado… Y también en la comunicación social, que, según nuestras Constituciones, “figura entre las prioridades apostólicas de la misión salesiana”. Este es el lugar de Editorial CCS.

Don Bosco, que fue todo un “malabarista” con los jóvenes, ¿tendría la fórmula para que las nuevas generaciones lean más?

Hoy no lo tendría fácil el Don Bosco saltimbanqui-malabarista que osaba retar a “profesionales” que distraían y desorientaban a sus jóvenes. Niños y jóvenes leen, ahora más que nunca, en las redes, no en los libros. Con ellos estaría Don Bosco aceptando el reto de atraer y orientar hacia Dios a las nuevas generaciones, invitándolas a romper la autorreferencialidad que las enreda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.