Periódicos e informativos

El periódico o los telediarios? Si quieres encontrar una noticia agradable o algún titular que te haga sonreír tendrás que leer entre líneas y ver más allá de las imágenes; la tarea es exigente hasta para el más atrevido o ansioso de la buena noticia. Pienso que la vida muestra facetas que son ignoradas por nuestros medios, porque lo positivo, la que te puede hacer sonreír y mirar la vida con ilusión… está sometido a una voluntaria “censura” por no ser “noticia” relevante en momento presente. ¡Las modas del periodismo, de la información, de lo que muchos lectores o televidentes esperan!

“Médicos de Atención Primaria convocados a una huelga indefinida para protestar por decisiones estructurales en el proceso de vacunación”. “Aunque desciende, el COVID-19 sigue imparable en el mundo”. “España, con 3.164.983 infectados de coronavirus y con 71.727 fallecidos, se encuentra entre los países más afectados del mundo”. Tal vez sea el tema del coronavirus. A lo mejor en otras secciones… “El cine a los viejos ya no nos quiere” (María Galiana). “De aquí no se va nadie hasta que esto esté aclarado”. “Enfrentamientos en las elecciones en Madrid”.

Como el periódico me está poniendo un tanto nervioso voy a esperar a la hora de los informativos. Las noticias que se han dado hoy tienen que ver con atracos, muertes, violaciones, escenas de juzgado, palizas, falta de respeto a las normas sanitarias y a las personas, botellones, fiestas no autorizadas…

He dejado pasar unos días y los titulares siguen un camino semejante: botellones sin distancias ni mascarillas, cuatro agentes heridos durante la noche, temas del COVID que sigue con su cifras de contagiados y muertos, detenido un atracador de bancos, ausencia de noticias sobre Anna y Olivia, las niñas desparecidas, actividades nocturnas contra la policía, muere un joven apuñalado, temor fundado por el virus del Nilo, bombardeo sobre Gaza con la consiguiente respuesta y van ya cerca de 200 muertos entre ellos un grupo de niños, protestas masivas en Colombia y tras ellas el aumento de los contagios; estos se multiplican en América y en Asia (India)…

En esta misma línea se despachan los periódicos. Hacemos una lectura somera para no ser prolijos en este comentario de atracos, contagios y muertes. Unos 60 detenidos en Mallorca y Madrid por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico, Barcelona cierra parroquias por la pérdida de fieles y la politización de la Iglesia catalana, Israel descarga 500 toneladas de bombas sobre Gaza como signo de la guerra total entre judíos y palestinos, “vengo del dolor, de la soledad de una niña a la que odiaban en el colegio” (Natalia Molina)…

Tanto los telediarios como los periódicos cuidan sus secciones: internacional, opinión, España, economía, sociedad, educación, medio ambiente, cultura, deportes, pasatiempos… Para cuándo la sección de las buenas noticias en unos y en otros. No me cabe duda del éxito de la iniciativa, dado lo necesitados que estamos de buenas noticias para levantarnos cada mañana con ganas de vivir y de apostar por nosotros mismos, lo mejor y más desconcertante del mundo.

La buena acción diaria de los scouts debería ser traducida a niveles informativos por la buena noticia de cada día. Es posible. Si nos acostumbramos a ver lo bueno que hay a nuestro alrededor, el desastre, la competencia, la lucha, la guerra… seguirán asustándonos y danos motivos de qué hablar, pero habrá también razones expresas para la ilusión, para la alegría, para la esperanza. Aunque hablemos mucho de la noche y en la noche, ahora que se van liberando los horarios y los toques de queda se amplían, todos los días luce el sol, por más que las nubes o las tormentas intenten desacreditarlo.

 Y, como ya no somos unos críos, nos las sabemos todas por experiencia; pero necesitamos noticias que animen a vivir, que ayuden en esta difícil tarea de reconocer que nuestras vidas pueden ser un espacio para la bondad y para el bien, no la plaza del engaño, de la trampa y de la injusticia. Alguna buena nueva que anime a vivir; por favor, una buena noticia al día, por lo menos… Mucha gente lo está esperando; está con ganas de leer o ver la sección de las “buenas noticias” en los periódicos y en los informativos. Lo necesitamos. Es hora de encender un faro de luz entre tanto desastre, entre tanta violencia, entre tanta bazofia informativa. ¿Quién empieza?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.