«Poner en contacto a los jóvenes con la Palabra de Dios es permitir que les dé una respuesta»

Tras la presentación del libro ‘Leer el Nuevo Testamento en la Iglesia’ el pasado miércoles, la Editorial CCS volvió a mostrar su apuesta por la difusión de la Palabra de Dios con la organización de un encuentro sobre la transmisión de la fe a los jóvenes, celebrado el sábado 14 de abril en la sede inspectorial de Salesianos Santiago el Mayor en Madrid con la participación de alrededor de más de 40 agentes de pastoral.

La primera exposición estuvo a cargo del biblista salesiano Juan José Bartolomé, quien insistió en la urgencia de recuperar el uso de la Biblia: «Hay que repatriar la Palabra de Dios en la Iglesia», comentó en referencia a las dificultades que han tenido los fieles para acceder a la Sagrada Escritura durante mucho tiempo.

La lectura de la Biblia, según Bartolomé, contribuye a que «cada uno pueda encontrar su verdad». No se trata de «construir la Verdad, como se hace ahora», sino de descubrir lo que transmite Dios sobre la realidad de cada persona. En este sentido, tal como recalcó, «es la experiencia de Jesús la que nos hace entrar en la Iglesia, en la comunidad cristiana». Además, resaltó tres ideas sobre la lectura de la Palabra: que «Dios se revela hablando como un amigo»; que «la Palabra de Dios es Trinidad»; y que «la Iglesia, creada por la Palabra, vive para escucharla».

Su intervención concluyó con un ejemplo de la pedagogía de Dios que se muestra en la Biblia: en el Éxodo, vemos a un «Dios compasivo que actúa como un pedagogo para imponer un programa de salvación». De este momento concreto en la Historia de la Salvación, se puede extraer que la educación es una tarea que requiere implicación afectiva, capacidad de compartir, actitud de padre y tiempo. Además, puede iniciarse en cualquier lugar y va asociada a la superación de pruebas.

¿Hacemos un anuncio claro del Evangelio desde la Pastoral Juvenil?
Es una de las preguntas que lanzó a los participantes en la jornada Koldo Gutiérrez, director del Centro Nacional Salesiano de Pastoral Juvenil (CNSPJ). «Hay que poner en contacto a los jóvenes con la Palabra de Dios. En los procesos sobre la interioridad, no podemos sustraer la Palabra de Dios. El Cadenal Martini decía que la Escritura es el libro del futuro para Europa», expuso Gutiérrez en su intervención.

El encuentro formativo terminó con la exposición de Álvaro Ginel, director de la Revista Catequistas, sobre un material «rupturista» para la transmisión de la fe, publicado por el Secretariado de la Subcomisión Episcopal de Catequesis. El objetivo, según explicó, no es aprender, sino personalizar la fe. En este sentido, Ginel lamentó que se está «infantilizando la catequesis», cuando realmente «la catequesis de adultos es el paradigma de todas las demás catequesis». Además, puso el acento en la importancia de conocer la Biblia para conocer al ser humano: «El libro fantástico de psicología y antropología es la Biblia. Llega a la profundidad de la persona», sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.