Publicado el cartel de Aguinaldo 2022: «Haced todo por amor, nada por la fuerza»

«Haz todo por amor, nada por fuerza» es el tema que el Rector Mayor, don Ángel Fernández Artime, ha elegido para el cartel del Aguinaldo de 2022, inspirado en San Francisco de Sales, con motivo del 400 aniversario de su muerte.

Este lema también ha estimulado a varios artistas de todo el mundo, que han enviado a la Sede Central Salesiana diversas propuestas para la representación en imágenes de este mensaje clave para la Familia Salesiana.

Entre todos los recibidos, el X Sucesor de Don Bosco ha seleccionado dos, que de diferente manera y con diverso enfoque son capaces de interpelar y motivar a la Familia Salesiana a actuar siempre al estilo de Don Bosco y con la típica bondad amorosa del santo de Ginebra.

Un corazón cargado de jóvenes

El primero de los dos carteles es obra del artista español Agustín de la Torre, quien coloca un gran corazón rojo en el centro de la imagen, que actúa como clave para interpretar el cartel: el corazón, de hecho, es el órgano central de la vida, el que da vida a todo el cuerpo; en el imaginario colectivo es también el asiento de los sentimientos, donde nacen la esperanza, la alegría, el amor para compartir con los demás. Y en el corazón salesiano que siempre late por los jóvenes -como muestra el trazado de un electrocardiograma esbozado sobre el fondo multicolor- se ve de un vistazo que hay lugar para todos: es un corazón donde nadie puede considerarse excluido.

En una escena de gran impacto visual y con trazos acordes a la tradición salesiana, el autor introduce un elemento de auténtica novedad: una perspectiva que enmarca a los jóvenes desde arriba, como si se dirigiera a ellos con la mirada de Dios; y, por otro lado, esta mirada es devuelta por los jóvenes, quienes con su actitud parecen proyectar sueños y deseos hacia el Cielo.

Protectores de la juventud

Don Bosco -representado según la imagen clásica que se ha convertido en patrimonio visual de la humanidad- se sitúa en el punto de convergencia de los dos lados del corazón. Desde allí y con su mirada franca y brazos abiertos parece indicar a los salesianos y a la Familia Salesiana, la virtud de recibirlos y la gran cosecha de jóvenes que les esperan.

Estos son chicos y chicas de todos los colores, de diferentes grupos de edad, en diferentes estados de salud y condición social, comprometidos en múltiples actividades: hay quienes se dedican a la música, están los entusiastas del deporte, los que se preocupan por la creación, los que cultivan el estudio y la vida religiosa… Porque todo joven es importante para Don Bosco y sus seguidores, y en cada actividad están invitados a poner su corazón.

Detrás de Don Bosco, se colocan dos patronos de la Sociedad Salesiana, San Francisco de Sales y María Auxiliadora, para recordar los orígenes y más aún, las raíces de la Congregación y la Familia Salesiana.

Y los espectadores más atentos no tendrán problema para identificar otras numerosas referencias especialmente insertadas en el marco visual, que hacen que el sabor salesiano del cartel sea verdaderamente estimulante.

Elementos que van desde las rosas con espinas del famoso sueño de Don Bosco, arriba a la izquierda, hasta las castañas que sostiene el niño en silla de ruedas, en referencia a uno de los milagros más famosos del Santo de la Juventud; desde el perro «gris» en el centro del corazón, hasta los logos de los Salesianos y las Hijas de María Auxiliadora en algunas de las camisas de los muchachos; desde la típica cruz salesiana hasta el libro del Proyecto de Vida Apostólica de los Salesianos Cooperadores, sobre el cual el niño de la parte superior derecha apoya la mano…, en un conglomerado de elementos que incluso podría ser objeto de una querida convergencia.

En definitiva, toda la obra del artista español Agustín de la Torre parece gritar a través de la imagen para recordar a todos los miembros de la Familia Salesiana que pongan el corazón en cada servicio prestado a los jóvenes.

Tanto este como el otro cartel, de Mauro Pallotta, estarán disponibles en seis idiomas en el sitio web www.sdb.org; para las ediciones en otros idiomas, el archivo editable en formato psd estará disponible en el mismo sitio.

Un deseo de toda una vida

Testimonio del dibujante Agustín de la Torre con motivo del dibujo ilustrativo del cartel del Aguinaldo 2022:

Hola, mi nombre es Agustín De La Torre soy profesor e ilustrador.

Llevo toda la vida, vinculado al mundo Salesiano desde los seis años. Edad con la que entré en una casa salesiana.

Mi vida ha girado siempre en torno a las figuras y pedagogía de Don Bosco y Madre Mazzarello. Actualmente trabajo como profesor de dibujo en el Colegio María Auxiliadora de Sevilla (salesianas) donde entré hace 27 años. Cada día me gusta más mi trabajo.

Otra de mis pasiones es el mundo del dibujo, la ilustración y la reflexión gráfica religiosa. Llevo mucho tiempo publicando en RRSS, intentando convertir el arte en un instrumento de evangelización y en una “traducción” del mensaje de Jesús.

Además he realizado numerosos dibujos del ambiente salesiano que circulan por muchos lugares del mundo. Algunos adornan colegios, obras sociales e incluso han sido portada del Boletín Salesiano.

Pero me faltaba algo que me hacía mucha ilusión. Todos los años esperaba, escuchaba y aplicaba el Aguinaldo del Rector Mayor, y me fijaba en los dibujos e imágenes que lo acompañaban. Siempre pensaba lo mismo. “Algún día tendré el privilegio de hacerlo yo”. Y ese día llegó. Cuando me ofrecieron la posibilidad de hacerlo sentí que se cumplía uno de mis sueños. Y ya sabéis lo que significan, y lo importante que son los sueños en clave salesiana.

Me puse manos a la obra (con bastante menos tiempo del que me hubiese gustado) y,  centrándome en la frase de San Francisco de Sales que lo inspira, pensé que el AMOR, palabra central del mensaje de San Francisco, de Don Bosco y de Jesús de Nazaret, que iconográficamente se representa como un corazón, debería estar formado por jóvenes de diferentes edades, culturas, razas, situación social, salud, intereses, etc.

Un corazón que preside y abraza Don Bosco, al que lo secundan San Francisco de Sales y, como no, su Auxiliadora.

Pero además el dibujo está lleno de guiños y referencias al mundo salesiano, que se reparten de forma más o menos escondidas a lo largo de todo el conjunto: desde las fechas del nacimiento y muerte de Don Bosco, el PVA de los cooperadores, las rosas con espinas, los logos de salesianos y salesianas a nivel mundial… a las castañas, la margarita (en honor a su madre), la cruz salesiana, el 9 del sueño famoso o incluso el perro que, aunque no es gris, si tiene escrito en su pata la palabra en italiano “grigio”.

Hay más guiños, incluso personales, pero lo que realmente importa es que, en cada forma, en cada trazo, en cada sombra está presente mi pasión por el mundo salesiano. Hasta la sombra de los personajes tiene una opacidad del 24% (el número de María Auxiliadora).

Doy gracias a Dios por este regalo y espero seguir muchos años dibujando y pintando el mensaje del Evangelio, especialmente a través de la imagen y el testimonio de personas que lo llevaron a la práctica y que son tan grandes e imprescindibles como San Juan Bosco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.