Qué día tan maravilloso

No suelo asistir a demasiadas bodas. A cambio de eso, puedo decir que casi todas en las que he estado han sido muy interesantes en su momento y han dejado en mí un agradable recuerdo.

Dos son los motivos: que los novios han compartido conmigo bastantes años antes de casarse y que estaban pensados los momentos de toda la celebración hasta el último detalle.

Y digo de “toda” la celebración porque era desde antes del acto del matrimonio en sí, pasando por el banquete, el baile… y lo que viniera después.

En una de las últimas a las que he asistido (mi escrito vuelve a ir de canciones), la pareja eligió para abrir el baile una canción que yo había escuchado alguna vez y a la que desde entonces le tengo un cariño especial.
Un cariño que ha ido en aumento con el paso del tiempo. Tanto que un año la elegí como “canción sintonía” de mis clases en el ciclo de Energías Renovables.

Y hoy, en el que tantas cosas se presentan oscuras, inciertas y con un cierto toque derrotista os la quiero ofrecer. Dedicad 4 minutos a escucharla.
Se trata de “What a Wonderful Day”. Dice Wikipedia que se publicó por primera vez en 1967, cantada por Louis Amstrong. Dice también que, desde entonces no han dejado de aparecer versiones y más versiones. Incluso hay varias en español.

La letra nos habla de lo maravillosa que puede ser la vida, la naturaleza y las relaciones humanas. Si les damos una oportunidad, claro. Y os animo a que lo hagamos entre todos.

Os dejo el enlace de Youtube: es el de la canción original, grabada el año 1970, todo un documento audiovisual.

Que la disfrutéis. Y que os ayuden a ser un poco más felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.