Recuperar la ansiada ‘normalidad’ desde el encuentro juvenil

Alegría, ilusión, agradecimiento y responsabilidad… Estos son algunos de los sentimientos que los jóvenes de las diferentes presencias salesianas expresaron en los numerosos encuentros desarrollados durante los fines de semana de octubre y noviembre con los que se recuperó la ‘normalidad’ de la presencialidad. Tras más de doce meses en los que primaron las convivencias virtuales se retomó el encuentro físico gracias a la puesta en marcha de sedes en simultáneo que acogieron a miles de jóvenes de diferentes etapas procedentes de distintas ciudades de España donde están presentes los proyectos salesianos.

El Itinerario de Educación en la Fe (IEF) de la Pastoral Juvenil Salesiana fue el encargado de coordinar este momento para los centros de Cádiz en el encuentro ADS 1-2 que se celebró en la casa de la capital gaditana, el encuentro LUZ 3-4 en la ciudad de Pozoblanco, el encuentro ADS 1-2 en Córdoba para la zona de Andalucía Oriental y el encuentro ADS 1-2 en Carmona para la zona Sevilla-Huelva, que correspondían a las etapas de Educación Primaria y primer ciclo de Secundaria. También hubo oferta para la etapa de Bachillerato con el encuentro VIDA para las casas salesianas de Extremadura que peregrinaron hasta el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe en Cáceres por el Año Jubilar. Por otra parte, los jóvenes adultos pudieron encontrarse en Barcelona, donde se llevó a cabo la reunión de animadores para la preparación de encuentros en Martí Codolar, en Valencia, donde se inició el curso de animadores del IEF, y en Elche, donde tuvo lugar la primera formación para animadores del IEF sobre Acompañamiento Espiritual.

Un proceso educativo global, según la lógica de la Iniciación Cristiana

La Familia Salesiana se sabe heredera de la misión recibida de Dios por san Juan Bosco, que comprendió con sensibilidad y compasión la difícil situación de los jóvenes en Turín, hacia la mitad del siglo XIX.

Don Bosco, hablando sobre su obra, decía: “Esta sociedad nació con una simple catequesis”. Esta es la razón por la que la Familia Salesiana afirma que la educación de la fe y la catequesis son elementos carismáticos de su propuesta pastoral. Es por esa razón por la que el Itinerario de Educación en la Fe es un proceso educativo global, según la lógica de la Iniciación Cristiana, que, teniendo en cuenta la realidad del ser humano en su integridad, guía y acompaña al adolescente y al joven en el camino hacia la maduración cristiana en el mundo de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.