“Reflexiones post-capitulares”: el Rector Mayor entrega a la Congregación la “hoja de ruta” para el sexenio 2020-2026

En esta entrevista el Rector Mayor presenta las Reflexiones post-capitulares. Documento aprobado por él mismo y su Consejo tras el CG28.

Se llama “Reflexiones post-capitulares” y no “Documentos Capitulares”, como era habitual, porque no ha sido la Asamblea del Capítulo General la que ha aprobado este documento, sino el Rector Mayor, el P. Ángel Fernández Artime con su Consejo, tras a aceptar la solicitud hecha por el mismo Capítulo General 28 (CG28) para que lleve a buen fin el trabajo iniciado por aquella Asamblea, que tuvo que clausurarse por la crisis de la pandemia.

Sin embargo, la finalidad de estas “Reflexiones post-capitulares” es la misma: guiar la vida de la Congregación Salesiana durante un sexenio, el que va desde el Capítulo General 28º hasta el próximo Capítulo General que  se celebrará en 2026. Estamos hablando de un documento oficial que el Rector Mayor dará a conocer el próximo domingo 16 de agosto, en el 205º aniversario del nacimiento de Don Bosco.

¿Ángel, podría describirnos el documento, su génesis y su valor para la Congregación?

Este texto nace para poner sobre un carril definitivo los temas en los cuales ha trabajado el CG28 que, como sabemos, ha durado solamente cuatro semanas, en vez de las siete previstas. Lo hemos hecho juntos como Consejo General y yo también singularmente, en la reflexión, en la oración y en el discernimiento.

En el conjunto de las “Reflexiones post-capitulares” está la “Carta Programática del Sexenio”. Esta carta o propuesta, ofrece las consideraciones que le siguieron al CG28, fruto del Capítulo mismo y síntesis del camino realizado por nuestra Congregación en los seis años anteriores. Se trata de una reflexión amplia que ofrezco a la Congregación y que retoma sobre todo el espíritu y gran parte del contenido de la Carta que el Santo Padre, el Papa Francisco, ha enviado al CG28; y también esos elementos que he considerado esenciales, ya presentes en las reflexiones hechas en la asamblea capitular, sobre los dos primeros núcleos; y, por último, la reflexión sobre el tercero, que hemos elaborado en el Consejo General.

Seguramente, desde el punto de vista jurídico, los documentos aprobados por un Capítulo General tienen un valor único y extraordinario. Entretanto este texto responde justamente a la deliberación del Capítulo que ha solicitado, al Consejo General, la tarea de dar todos los elementos para la guía de la Congregación durante el sexenio.

Por lo tanto aquí ofrecemos: las propuestas de orientación para el trabajo educativo, pastoral carismático, hasta el Capítulo General 29º.

Además, dentro de las “Reflexiones post-capitulares” estará también la carta íntegra del Santo Padre, que seguramente llegará al corazón de cada salesiano; algunas reflexiones específicas realizadas en el Capítulo o en el Consejo General; las resoluciones que se lograron aprobar antes del cierre anticipado; y los tradicionales anexos con las diversas cartas y discursos.

¿Cuáles son las líneas guía contenidas en la carta programática?

En la carta programática están indicadas ocho propuestas, todas importantes y de gran significado, que son los puntos cardinales de la propuesta dirigida a toda la Congregación. Cada Inspectoría, entretanto, deberá individuar aquella en la cual tendrá que concentrarse más, de acuerdo a la condición específica, a los resultados alcanzados en ciertos ámbitos o, por el contrario, a los desafíos más significativos en cada contexto.

Seguramente, entre aquellas que no pueden ser puestas de lado en ningún caso, me permito subrayar: el cuidado de nuestra identidad carismática (1); la formación del salesiano pastor de hoy (4), para dar respuestas salesianas y proféticas a la realidad; la presencia afectiva y efectiva entre los jóvenes (3), en particular entre los más pobres (5); sin olvidarse del empeño de evangelizar y educar en la fe (2), que hoy más que nunca es una exigencia mundial.

¿Cuál es el mensaje que usted y el Consejo General quieren dar presentándolo el 16 de agosto?

No es un hecho accidental. Presentarlo en el día de Don Bosco, significa recordar a aquel joven que tuvo una especial predilección por parte de Dios y que acogió Su misión. Las Constituciones nos recuerdan que la Congregación no es fruto de un proyecto humano, sino de una inspiración del Espíritu Santo. Por lo tanto al entregar este documento el 16 de agosto queremos poner la vida y la realidad de la Congregación de hoy bajo la constante bendición de Dios, hacia el cual nos llamó el Padre y Maestro de los Jóvenes.

¿Cuándo y cómo será difundido? 

El 16 de agosto el documento será difundido en los seis idiomas más hablados en la Congregación. Después le tocará a cada una de las Inspectorías hacer la traducción en los idiomas locales.

Además, visto que en el próximo sexenio he tomado el empeño de animar los Ejercicios Espirituales para todos los Inspectores y sus Consejos de todo el mundo – en cuanto sea posible hacerlo – puedo ya decir que en mis reflexiones usaré muchos elementos de esta propuesta.

Será un modo para acercar esta visión de la Congregación a unos 900 salesianos directamente implicados en tareas de animación y de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.