Salesianos Domingo Savio y Los Boscos, en La Rioja, pioneros en el trabajo con estudiantes con graves trastornos de personalidad

El consejero de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, acompañado de la consejera de Salud, María Martín, y del consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, presentó el martes, 23 de octubre, en el colegio Salesianos Domingo Savio de Logroño, este protocolo para las aulas GTP de Educación Primaria y de Secundaria Obligatoria (ESO).

El Gobierno de La Rioja ha puesto en un marcha un Plan Integral de Coordinación entre Educación, Salud, Servicios Sociales y Justicia para aulas terapéutico educativas para alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a Graves Trastornos de Personalidad (GTP), con el objetivo de que estos menores logren la integración e inclusión real y global, a través de enfoques multidisciplinares.

Galiana ha explicado que se trata de un protocolo de actuación que nace de las necesidades detectadas por los profesionales implicados en las aulas GTP de los centros Salesianos de Logroño -Domingo Savio y Los Boscos-, y será aplicada en todos los centros de La Rioja que dispongan de estas aulas.

Este documento pretende impulsar la coordinación y colaboración entre las consejerías de Educación, Salud y Servicios Sociales, junto con el Ayuntamiento de Logroño, para “ofrecer a estos alumnos una respuesta educativa adecuada y de calidad, además de favorecer su integración social”, ha destacado.

El consejero de Educación ha reconocido que los alumnos con graves trastornos de personalidad manifiestan una complejidad mayor a la del resto de menores, ya que a la problemática propia del desarrollo, se une “una muy compleja coyuntura social”. Por ello, su presencia en las aulas ordinarias se caracteriza a menudo por la desadaptación, incomprensión, dificultades y la falta de relaciones positivas. El objetivo de las aulas GTP es “integrar al alumno con las garantías suficientes para que sea capaz de adaptarse y formar parte de las clases ordinarias, sintiéndose parte de ella y que también sea sentido, por el resto de sus compañeros, como parte de la misma”.

Educación inclusiva a partir de las aulas GTP

Para lograr el bienestar y el óptimo rendimiento de los alumnos GTP, se deben implicar todos los profesionales involucrados en su proceso de desarrollo, por lo que este Plan de Coordinación comienza a aplicarse una vez que el estudiante se incorpora al Aula GTP.

En este sentido, la consejera de Salud, María Martín, ha subrayado que el documento nace “alienado con el III Plan de Salud Mental de La Rioja 2016-2020, que entre sus objetivos prioritarios mantiene prestar una atención más eficaz y de mayor calidad a los menores que padecen este tipo de trastornos”.

La consejera ha asegurado que la intervención de los profesionales de la Unidad Infanto Juvenil dentro del Plan Integral puede incluir un tratamiento psicosocial o farmacológico, con las citas que el psiquiatra o psicólogo consideren oportuno.

El objetivo concreto, ha añadido Martín, es que el psiquiatra “disponga de la mayor información del menor, sus posibilidades y el contexto socioeducativo en el que recibe intervención, lo que repercutirá sin duda en la mejora del tratamiento del propio alumno”.

Respecto a los Servicios Sociales, el contacto se llevará a cabo por parte del psicólogo del Aula GTP, que procederá a establecer una comunicación inicial con los tutores legales del menor y, si fuera necesario, con su Coordinador de zona, para valorar las diferentes posibilidades de intervención y realizar, en su caso, un plan de actuación o derivar al alumno al trabajador social del municipio donde resida.

En cualquier caso, el consejero de Servicios Sociales, Conrado Escobar, ha subrayado que es fundamental la “implicación de la familia”. Además, los profesionales de Servicios Sociales desarrollarán su trabajo en colaboración con el equipo educativo de las Aulas GTP, a través de un plan concreto, con “medidas, objetivos y actuaciones que se desarrollarán con el menor y con la familia”, donde toda la información pertinente se trasladará al psicólogo del aula GTP.

Por otra parte, en aquellas situaciones en las que un menor entre 14 y 18 años tengan impuestas medidas judiciales de internamiento, de libertad vigilada o esté pendiente del cumplimiento de las mismas, será necesaria una coordinación con el responsable del Aula GTP y el Servicio de Interior de la Dirección General de Justicia para colaborar en las medidas de intervención y terapéuticas que se establezcan para una evolución favorable del alumno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.